Me parece absurdo cuando alguien dice este es el nuevo complete la frase estimado lector. En este momento no hay punto de comparación entre MGMT y Pink Floyd (el de Syd Barrett). Pero quizá en algún momento de Congratulations lo haya.

La más reciente producción de la banda estadounidense me dejó boquiabierto. Ruido por todos lados: un caos, una voz, una melodía, una letra que no entiendo y que al final entrega un gran disco. MGMT dejó atrás Time to Pretend y Kids. Pasaron de ser el soundtrack de 90210 a una de las bandas más prometedoras en la industria musical.

Pero entonces, ¿en dónde viene la comparación con Pink Floyd? Alguien recuerda Arnold Layne o See Emily Play. Aquí un pequeño ejercicio. Inicialmente escuche a Pink Floyd:

Ahora cierre los ojos y escuche a MGMT:

No sé a usted, pero a mi la historia de Syd Barrett me provoca un nudo en la garganta. Me hace feliz en el lado musical, triste en lo personal. Tan contrastante era su música que difícilmente alguien podría recrearla sin caer en una burda imitación o que lo culpáramos de no tener ingenio. Pero no MGMT.

Probablemente en la mente de la banda estadounidense no estaba Barrett, pero si hubiera estado, yo me sentiría orgulloso de a que a casi cuatro años de su muerte (7 de julio del 2006) alguien tuviera la creatividad y talento para traerlo a la mente con nuevas canciones.

It's awfully considerate of you to think of me here

And I'm much obliged to you for making it clear

That I'm not here .

Jugband Blues, Pink Floyd

Sígueme en Twitter: @pabloescobedo