Las afores en México, de las que menos rinden en América Latina , refirió una nota aparecida en El Economista el pasado martes. La fuente es un documento de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones en donde se analizaron en forma comparativa los rendimientos de esos intermediarios en Colombia, Chile, Perú y México. Según dicha organización, en el periodo de abril del 2011 a marzo del 2012, el rendimiento real histórico anual promedio en los países mencionados fue como sigue: Colombia, 10.74%; Chile, 8.84; Perú, 8.23, y México, 6.63. ¿Cuáles factores pueden explicar esos diferenciales?

Ocurre en primer lugar pensar que esos diferenciales pueden explicarse por razones metodológicas: por los indicadores de rendimiento utilizados o por el periodo de análisis elegido. En cuanto a esto último, para estimar el rendimiento de largo plazo (sic) se estudiaron los datos relativos a un lapso relativamente breve de un año. En cuanto al indicador, en la propia nota periodística se admite que en abril del 2011 y en marzo del 2012 el rendimiento mensual anualizado de los fondos de pensiones de México resultó mucho más elevado que en sus similares de Chile, Colombia y Perú.

Pero consideraciones de metodología aparte, los rendimientos de los fondos de pensiones pueden ser diferentes en razón de la integración de sus carteras. Y la integración de las carteras de esos intermediarios depende en una medida importante de las reglas correspondientes. En la propia nota se aclara este punto en función de la proporción de títulos gubernamentales que deben integrar las carteras: Las administradoras en México destinan más dinero a valores gubernamentales, con alrededor de 60% del total de los activos administrados, y le sigue Chile, con 29%, Colombia, con 23% y Perú, con 5.1 por ciento .

Si lo que está en juego es la seguridad de los fondos de pensiones, no parece una estrategia equivocada aceptar menos rendimiento a cambio de mayor protección para los recursos. Un principio básico de las inversiones financieras indica que a mayor rendimiento mayor riesgo y los valores gubernamentales ofrecen en muchos países la menor probabilidad de incumplimiento. Se llega así a una conclusión: los diferenciales de los rendimientos que ofrecen las administradoras de fondos de pensiones en Colombia, Chile, Perú y México se explican en lo fundamental por razones regulatorias y no por la incompetencia profesional de los intermediarios que administran esos fondos en el país.

[email protected]