Dogmático durante la campaña y polémico desde que su triunfo fue ratificado por las autoridades electorales, Andrés Manuel López Obrador ha enfilado sin matices a la “transformación radical” que ofreció en su camino a la Presidencia de México. En el cumplimiento de sus promesas —para bien o para mal—, el político tabasqueño ha cimbrado a la clase política y al empresariado. La reducción de los salarios de la alta burocracia, la reconducción del presupuesto (con la desaparición de los moches) y la cancelación del nuevo aeropuerto internacional que se edificaría en Texcoco han exacerbado los ánimos. La polarización ha permeado, mientras que el castigo a los corruptos seguirá como un anhelo inasequible.

Desde una perspectiva global, el otro personaje mexicano que ha atraído la atención mediática es Joaquín Guzmán Loera, quien desde hace un mes comparece ante el jurado en una Corte del Distrito Sur de Nueva York. Antes del juicio del siglo, la leyenda del Chapo quedó atrapada en la serie de Netflix, donde también fueron retratados expresidentes, exgobernadores, jefes militares y altos mandos policiacos presuntamente corrompidos por el narcotráfico. Ambos personajes han estado flanqueados por mujeres que también han sido protagonistas en el año que termina. Beatriz Gutiérrez Müller prometió cancelar la figura de la primera dama; no obstante, su defensa del proyecto lopezobradorista en las redes sociales augura una creciente injerencia. En tanto que Kate del Castillo y Emma Coronel complementan la historia del Chapo que está por escribirse.

Los migrantes —y particularmente los niños— son los protagonistas de uno de los fenómenos más oprobiosos que aquejan al país. Los refugiados centroamericanos han exhibido a las autoridades de ambos lados del río Bravo.

Están también los mexicanos que han tenido que migrar, ya sea por razones económicas, por motivos laborales o por causas académicas. Entre ellas destaca Adriana Ávila-Zúñiga Nordfjeld, quien apenas hace dos meses recibió su doctorado en la World Maritime University, un centro de estudios superiores establecido por la Organización Marítima Internacional de las Naciones Unidas en Malmo, Suecia.

Esta joven originaria de Uruapan y licenciada en Comercio Internacional y Aduanas se convirtió así en la primera mujer nacida en el hemisferio americano en recibir este alto grado académico, que hasta entonces sólo había sido otorgado a hombres de Estados Unidos y Canadá. Antes ya había alcanzado una maestría en Derecho Marítimo de la Universidad de Oslo y otra maestría en Administración Marítima, con especialidad en administración de riesgos, de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Gotemburgo.

“Durante mis estudios doctorales y dentro del programa fui asignada como interna a la OMI en Londres, a fin de obtener de primera mano mayor información y una perspectiva mundial para el desarrollo de mi investigación científica que analiza diversas vertientes de la seguridad y protección marítima”, refirió Ávila-Zúñiga tras concluir este programa que busca coadyuvar al empoderamiento de las mujeres en los sectores marítimo, portuario y naval, donde la equidad de género todavía está distante.

Su investigación doctoral fue un análisis de la seguridad, pero sobre todo de la protección de las terminales portuarias en México, así como de plataformas petroleras, lo que implicó que la Secretaría de Marina-Armada de México permitiera acceso a la recolección de datos. En el 2017 —como ya se reveló públicamente—, se registraron 57 “incidentes de seguridad” en ocho de los principales puertos del país, de los cuales 40% ocurrió en instalaciones de las aduanas marítimas.

La investigación culminó en la publicación de varios artículos en algunas de las más prestigiadas revistas científicas del sector marítimo y varias contribuciones como capítulos de libros derivados de presentaciones en conferencias internacionales organizadas tanto por la WMU de la OMI, como por el Consejo Europeo de Ciencia dentro del programa Human Sea, Marisk, que le merecieron un premio como junior researcher y la invitación para exponer sus hallazgos en la conferencia magistral de seguridad marítima organizada por el Consejo Europeo de Ciencia.

Esa tesis doctoral fue también adaptada y publicada en Building a National Maritime Security Policy, libro que aborda la problemática de la protección de los puertos en México, pero también la inseguridad que afecta al sector energético en altamar, incluyendo actos de piratería en contra de las plataformas petroleras y se plantean diversas soluciones al respecto dentro de los modelos internacionales.

El trabajo de la especialista en seguridad y protección portuaria de la World Maritime University bien valdría que fuera retomado por los nuevos encargados de Petróleos Mexicanos, ahora que han decidido enfrentar a los contrabandistas.

EFECTOS SECUNDARIOS

PERFILES. A través de una carta abierta, difundida en la prensa local, el movimiento Sumamos por Puebla exhortó a las fuerzas políticas a la mesura, en vísperas de la elección del gobernador interino. ¿Sus características? Debe contar con “capacidad, neutralidad y credibilidad social”. Para su designación, propusieron, el Congreso local podría apoyarse en un consejo integrado por representantes de las cinco universidades principales del estado para que seleccionen una terna de propuestas para el interinato. A su juicio, la regla no escrita que invocan priistas, panistas y sus aliados para reclamar el derecho a un interino afín a su grupo no tiene sustento legal, político ni prudencial y daría tan malos resultados como el que la mayoría de Morena en el congreso imponga a una persona que represente sus intereses. “El momento es muy grave, solicitamos a ambos grupos que renuncien a tal lógica y acepten competir en elecciones limpias, sin intervenciones indebidas ni recursos de gobiernos y poderes ajenos”.

@aguirre_alberto

AlbertoAguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.