El 91% de los mexicanos no consumiría mariguana en caso de que ésta fuera legal, pero de manera contradictoria con esta respuesta, 77% de los mismos encuestados señala que de legalizarse aumentaría el número de los consumidores, según estudio elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados.

La encuesta, que se realizó los primeros días de noviembre, indica que 76% de los entrevistados aprueba la legalización de la mariguana para uso medicinal, aunque 68% de éstos no sabe si la mariguana es o no una planta medicinal. Sólo 5% asegura que sí lo es. La respuesta demuestra que se reconocen las probadas virtudes médicas, aunque existe un gran desconocimiento sobre el tema.

El 64% rechaza se apruebe el consumo de la mariguana con fines recreativos, como ahora sucede con el alcohol o el tabaco, y 82% no acepta su comercialización. A pesar de esto, después de la decisión de la Primera Sala de la SCJN, 61% piensa que la mariguana pronto será legalizada.

Por ahora sólo 31% aprueba la legalización, pero estos números sin duda irán variando, a favor, como ha ocurrido en otras sociedades, en la media que pase el tiempo y gane espacio la discusión abierta sobre el tema. En este momento, 77% de los entrevistados considera que si se legaliza la mariguana el consumo estaría fuera de control y 70% que generaría un problema de salud pública.

El 62% piensa que la legalización no contribuiría a disminuir la violencia generada por el tráfico y venta de drogas, pero hay un significativo 36% que sí lo considera. El 55% estima que la legalización no disminuiría el problema del narcotráfico, pero para un importante 41% sí lo haría.

De los encuestados, 45% piensa que el alcohol, el tabaco y la mariguana hacen el mismo daño a la salud, pero para 23% el alcohol es el que hace más estragos, para 16% el tabaco y para 15% la mariguana. Esta respuesta sitúa a las drogas legales como el alcohol y el tabaco como más dañinas que la droga ilegal de la mariguana.

Esa última contestación no deja de sorprender y se inscribe en la argumentación que sostuvo el ministro Arturo Zaldívar cuando presentó su propuesta a la Primera Sala de la SCJN y es la posición de un buen grupo de médicos y especialistas en el tema.

A finales del 2015 éstas son las respuestas de la sociedad, que se manifiestan contradictorias e inconsistentes, pero habrá que ver cómo evolucionan en los próximos años. Estoy convencido de que a pesar de la presión de las autoridades federales, cada vez más cerradas al tema, la posición de la sociedad evoluciona a favor de la legalización de la mariguana. Y pienso que en los próximos meses el proceso se va a acelerar.

[email protected]