En ninguna época, en ningún país, ni con ningún tipo de régimen las relaciones entre los medios y los gobiernos ha sido fácil. Agendas diversas, susceptibilidades, conflictos de interés, calendarios electorales y relaciones con terceras partes, generan un conflicto de interés difícil de manejar entre ambos. Por una parte los gobiernos necesitan vender logros y ocultar fracasos. Por otra parte, los medios tienen la obligación moral de reportar objetivamente el quehacer político de una sociedad.

Sin embargo, en sociedades democráticas maduras, es común observar una relación equilibrada entre medios y gobiernos. Ambas partes se respetan, se conocen como entes interdependientes y comprenden la importancia del papel de cada una. Puesto que los intereses de cada una de las partes generalmente están encontrados, un manejo profesional de esta relación es crucial para el equilibrio de ambas entidades.

En la administración actual, la relación se distingue por ser bastante más compleja que en administraciones anteriores. De entrada el presidente López Obrador llegó a la presidencia con poco apoyo y escepticismo por parte de gran parte de los medios. Sin embargo, es justo decir, al principio de su mandato hubo apertura y buena disposición por parte de los medios y la mayoría de los periodistas para apoyar a su gobierno.

Tristemente, lo que pudo haber sido una relación constructiva se ha venido deteriorando a partir de señalaciones constantes por parte de la presidencia en contra de los medios, y de una crítica generalizada por parte de la prensa con respecto a los pocos resultados positivos de este gobierno. La pandemia y las contradicciones en los números oficiales y reales no ha ayudado y la famosa y eterna mañanera se ha convertido ya en un tedioso monólogo que no genera nada nuevo que reportar.

Urge un cambio en la relación.

Televisa comprometida

Grupo Televisa, anunció esta semana, que por cuarto año consecutivo ha sido seleccionada como miembro del 2020 Dow Jones Sustainability MILA Pacific Alliance Index. Este índice, mide el desempeño de compañías consideradas las mejores en su clase, que son miembros del S&P MILA Pacific Alliance Composite y que cumplen con ciertos requisitos de sustentabilidad de mejor manera que sus pares dentro de una determinada industria. Además, Televisa fue seleccionada como una de las únicas cinco empresas mexicanas incluidas en el 2020 Dow Jones Sustainability Emerging Markets Index.

Este año, aumentó el puntaje de la Evaluación de Sustentabilidad Corporativa de Televisa, demostrando el compromiso de la Compañía en hacer de la sustentabilidad un componente clave en la formulación de su estrategia de negocio.

Los Dow Jones Sustainability Indices son una familia de los mejores índices de referencia para inversionistas que han reconocido que las prácticas de negocio sustentables son fundamentales para generar valor de largo plazo para los accionistas y que desean reflejar sus convicciones sobre sustentabilidad en sus portafolios de inversión.

 

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor