Paciencia, apenas cumplen 76 días en el gobierno, casi 11 semanas de iniciado el sexenio, tiempo que en todas las dependencias del gobierno federal ha sido empleado en hacer drásticos recortes de personal. Nada de bisturíes, sólo machetazos.

Así ha ocurrido siempre que hay cambio de gobierno, es cierto, pero esta vez el presidente de la República ha hecho el leitmotiv de su administración tener menos personal, para así disponer de más recursos para sus programas sociales.

Dicen que el jefe del Ejecutivo federal va en serio, pero como se dijo al principio, paciencia, cuando ya se asienten en las oficinas, ya notarán los funcionarios que de pronto no tendrán personal para hacer todo lo que les exigen. Y verán que, como siempre, la realidad impondrá límites a la proclamada austeridad.

El colmo sería que se tribalice el PRI

Aunque falta tiempo para que el PRI renueve la dirigencia nacional, han empezado a alinearse las fuerzas del Revolucionario Institucional para iniciar el proceso de escoger quién los conduzca a través de la siberiana jornada del presente sexenio.

Como suele ocurrir en estos casos, los aspirantes a esa tarea ya empezaron a dejarse atrapar en la dinámica de la confrontación, la cual, por supuesto, es un atractivo espectáculo para los medios de comunicación.

Veremos si los priistas, venados tan lampareados, caen en la trampa de hacerse pedazos. Si lo hacen, cuando entregue el partido a su sucesor, Claudia Ruiz Massieu simplemente le dirá: “...estas ruinas que ves”.

Contra los derechos de líderes sindicales

Algunos legisladores de Morena han interpretado su movimiento como una fuerza política mayoritaria que no deje crecer la hierba bajo su sombra, lo cual contradice la presunta vocación democrática de su partido.

En la Cámara de Diputados se ha propuesto una legislación que impida que los dirigentes sindicales puedan aspirar a un puesto de legislador, a menos que antes hayan renunciado a cualquier cargo que desempeñen en una organización obrera.

Lo peor es que proponen con patética displicencia una prohibición que, para todo fin práctico, privaría a cualquier dirigente sindical de sus derechos políticos, lo cual sería inconstitucional. ¿Por qué no hablan antes con un constitucionalista?

NOTAS EN REMOLINO

Quien quiere vendernos cuentecillas de colores como si fueran collares de diamantes es el senador morenista Napoleón Gómez Urrutia, quien afirma que su flamante Central Internacional de Trabajadores rechaza que esa organización obrera sea dependiente del gobierno o que está vinculada a Morena. ¿Usted le cree?... Por cierto, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia mantuvo la suspensión provisional de la ley de percepciones federales, hasta que el Pleno de la Corte resuelva el fondo del amparo solicitado contra dicha norma... A propósito de la Corte, ayer se dio entrada a la impugnación presentada por el gobierno de Chihuahua y 23 municipios de la entidad norteña, alegando inconstitucionalidad, que el gobierno federal se quedó con todo el Fondo Minero... Ahora habla Alfonso Ramírez Cuéllar de los cientos de miles de millones que se le adeudan al SAT. Y, como suele ocurrir, hacen cuentas alegres y creen que van a poder recuperarlos todos, sin ver que un significativo número de ellos ya son incobrables... El que no conoce a Dios, a cualquier santo se le hinca. Dicho que se puede aplicar a quienes creen que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, debería dedicar su tiempo a hacer visitas de inspección a todas las clínicas y hospitales de la secretaría... En Puebla, todo indica, se abrió el juego para los candidatos de Morena, lo cual habla de la seguridad que tienen en Palacio Nacional de tener la gubernatura en la bolsa...

[email protected]

JoséFonseca

Periodista Político

Café Político