El arranque de la XXIII Reunión Nacional de Procuración de Justicia en Ensenada, Baja California, dejó varias lecturas. Una, la ausencia de Alberto Bazbaz, procurador del estado de México, quien ahora sí hizo caso de no exhibirse públicamente, el activismo de Batman-Cera’’ procurador del Distrito Federal, proponiendo arrancar todo bien de riqueza hecho a través de la violencia y el delito.

Incluso hasta el eco que llegó a este municipio aledaño a Tijuana, sede del cártel de la familia Arrellano Félix o del mismo nombre del municipio, al trascender y ser confirmado allá, la detención y liberación posterior de Griselda López Pérez o Karla Pérez Rojo, segunda esposa de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, capo del cártel del El Pacífico, ese que se fugó en el 2001.

Pero también el cambio de discurso plano, llano y a veces melancólico’’ del abogado de la nación, Arturo Chávez Chávez, que ahora sí realizó no solo un diagnóstico sobre el crimen organizado y el narcotráfico, sino que se atrevió a recomendar a las autoridades municipales y estatales proponer soluciones.

Otro que anduvo de buenas es el bravucón’’ de Bucareli, que aprovechó la tribuna en la ceremonia de inauguración, para condenar el asesinato a mansalva de Mario Guajardo Varela, candidato del PAN a la alcaldía de Valle Hermoso, Tamaulipas, su hijo y un empleado del negocio Promovedora Agrícola Guajardo’’.

Sitio a donde llegaron tres sujetos. Preguntaron por el candidato blanquiazul. Les dijeron que estaba en el negocio y hasta ahí incursionaron los gatilleros para segar la vida de Mario, su hijo Luis Mario Guajardo Adame y el trabajador Fernando Treviño.

Sin duda lamentable. Que no causo escozor en los presentes, porque se encuentran acostumbrados ya a hechos tan comunes como ese, otros y aquellos más cuando Fernando Gómez Mont ha tenido que salir a condenar o dar a conocer, pero a veces con un lenguaje desafortunado y provocador.

Esta ocasión no fue así. Lo que reitera que no todo es regla.

COMMODATO

Sobre Miguel Ángel Mancera o Bat-Mancera’’ que llegó a Tijuana y se hospedó en el hotel Camino Real, no con todos los demás Procuradores, de los cuales faltaron Bazbaz, en espera de dejar de ser abogado de los mexiquenses o el cargo y evitar más daños colaterales’’ sobre el detestable caso de la niña Paulette Gebara Farah, que ya casi anda en el olvido, como otros.

El también ausente Procurador de Tamaulipas de igual forma, se nos informó, no llegaron a la cita de inauguración. A la mejor ambos si estén en la clausura. Eso puede ser, pero en la foto del recuerdo de la última Reunión, no aparecerán.

No hubo sorpresas. Sería eso, si salieran los abogados de los 31 Estados y del país y la Federación a reportar acciones contundentes, no acuerdos o diagnósticos’’. Todo mundo sabe cómo es en México y que el jinete del Apocalipsis, que ya venció el presidente Felipe Calderón de la mortandad’’ sigue cabalgando y duro, por todos lados.

De la cónyuge de El Chapo, que junto con Ismael El Mayo Zambada, ese que invita a periodistas de alta alcurnia y genera alaridos’’ como el de Genaro García Luna, temible jefe de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) por tan atroz desfachatez, Ignacio Nacho Coronel y el verdadero jefe de jefes: Juan José Esparragoza Moreno El Azul.

Los cuáles deben estar viviendo en un municipio, así como Ensenada, muy agringado, quieto y poco revisado por no ser un foco amarillo o rojo para estarle echando un ojo como a otros.

La PGR simplemente dijo que Griselda o Karla, fue detenida. Luego liberada, aunque existen elementos presuntamente de hechos delictivos como lavado de dinero u operación con recursos de procedencia ilícita. Pero el Ministerio Público Federal prefirió dejarla en libertad bajo reservas de ley’’, pero no explicó ¿Cuál Ley?