(Última de cuatro partes)

Muchas personas creen que al invertir se harán ricos rápidamente. Nada más alejado de la realidad. Invertir es un proceso disciplinado que requiere, sin duda, paciencia.

7Las fortunas no se hacen en un solo día. Existe una gran cantidad de personas que se dedican al day trading —es decir, a comprar acciones y venderlas el mismo día—, esperando generar utilidades aprovechando la volatilidad inherente a los mercados.

Personalmente no tengo nada en contra de los traders. Algunos de mis amigos lo son y los admiro, porque creo que es una de las disciplinas más difíciles que existen. Muchos de ellos me critican porque siempre aconsejo a las personas no invertir de esta manera.

Mi filosofía personal es que uno no debe perder de vista su objetivo para invertir, el cual si uno participa en el mercado accionario, debe ser de largo plazo. El trading puede alejarnos de nuestro objetivo y hacernos perder el foco: nos hace pensar demasiado en el corto plazo. Además, es un trabajo de tiempo completo, no todos podemos darnos ese lujo.

Para ser un buen trader, también, hay que tener estómago para hacer esto y no todos estamos hechos para ello. Es indispensable aplicar disciplina férrea, estar dispuesto a perder y a salir de las posiciones de manera rápida. Porque para un trader, lo más importante es limitar las pérdidas lo más posible y dejar correr las ganancias lo más que se pueda. Esto se dice fácil, pero es dificilísimo. De hecho, más de la mitad de las operaciones que realizan son perdedoras (por eso es muy importante salir rápido y aplicar stop loss, sin dejar que nuestros sentimientos se inmiscuyan en el camino).

Los verdaderos traders se enfocan en estudiar muy pocas acciones y toman sus decisiones basadas principalmente en criterios de análisis técnico. Como operan intradía, a veces compran y venden el mismo instrumento varias veces, el mismo día. Pagan por lo mismo bastante en comisiones por operación y eso lo deben tomar en cuenta al calcular sus utilidades.

Nietzsche decía: “Los idiotas son los únicos que fallan en contradecirse a sí mismos tres veces al día”. Por eso creo que los buenos traders son personas brillantes y las admiro, sin duda. Entonces, creo que sí se puede tener éxito como trader, pero es algo que muy pocos logran de manera consistente. Para 99% de las personas, éste no es el camino a seguir.

8No saber esperar. Cuando uno siembra una semilla, debe esperar a que la planta germine, crezca y madure lo suficiente como para poder rendirnos frutos. Y en ocasiones pasan varios años para que esto suceda.

Lo mismo pasa con las inversiones. Cuando uno compra acciones de una empresa, uno está participando en un plan de negocios, que puede llevar años en madurar. O que puede no ser exitoso: no olvidemos que también existe esta posibilidad.

Lamentablemente, el enfoque de muchos inversionistas y corredurías es de muy corto plazo y muy estrecho. Únicamente ven las utilidades que generó la empresa en el trimestre y si las mismas quedaron arriba o debajo de lo que el mercado esperaba.

Y muchos toman decisiones de compra y venta con esta información, perdiendo la perspectiva. Para los inversionistas con visión de largo plazo, éstas suelen ser oportunidades de incrementar sus posiciones. Pero también puede suceder lo contrario. Carlos Ponce siempre escribe que largo plazo no significa mantenerse todo el tiempo invertido, ni en los mismos instrumentos. Largo plazo es un horizonte de inversión, nada más.

Lo que quiero decir con esto es que no tiene tampoco mucho sentido mantenerse invertidos en una empresa que no dio lo que esperábamos de ella.

En ocasiones, los planes de negocio pueden no ser exitosos y no rendir los frutos deseados. La planta puede haber crecido torcida. Y uno tiene que ser capaz de distinguirlo.

Saber esperar es, entonces, todo un arte. Es saber reconocer cuando las cosas marchan bien, aunque otros no lo vean. Pero también es saber distinguir cuando las cosas van mal y entonces abandonar una posición a tiempo.

Te invito a visitar mi página: http://www.planeatusfinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

 Twitter: @planea_finanzas

JoanLanzagorta

Coach en Finanzas Personales

Patrimonio

Ejecutivo de alto nivel en seguros y reaseguro con visión estratégica de negocio, alta capacidad de liderazgo, negociación y gerencia.

Además es columnista de Finanzas Personales en El Economista, Coach en Finanzas Personales y creador de la página planeatusfinanzas.com