Buenos días, buenas tardes, o buenas noches. En todos los tiempos te saludo cordialmente. Digamos para empezar que la sesión de granos y oleaginosas fue sencilla de anticipar, finalmente una rueda sin cambios en el piso de remates de Chicago gracias a la celebración del reverendo King.

El feriado nos dio una pausa mientras seguimos carentes de información oficial por parte del USDA gracias a que el gobierno norteamericano sigue parcialmente detenido, la falta de información oficial nos tiene sin capacidad de confirmar los potenciales negocios que puedan estarse llevando a cabo entre Estados Unidos y China,  quienes misteriosamente han entrado en una zona de silencio tras la última ronda de negociaciones en Beijing.

¿Qué sigue?, ¿se arreglan o no se arreglan? Si se arreglan, ¿qué arreglan? Y así podrás imaginar que hay miles de preguntas de las que no tenemos una sola respuesta, esta es la zona de disrupción y tramite inédito que no tiene una ruta crítica de acción ni tiempo específico. Muy difícil es operar mercados bajo esa carta de navegación y tenemos ya un embarazo equivalente en tiempo tratando de anticipar lo que terminaría sucediendo mientras deshojamos la margarita alrededor del acuerdo comercial o guerra comercial.

Dejemos por todo lo anterior este tema en manos de los directamente involucrados, en este caso nosotros estamos simplemente comprometidos, y si notas la diferencia usando la paradoja de los huevos revueltos con jamón, en ellos la gallina esta comprometida pero el cerdo está involucrado, así que hagamos la distancia prudente y destaquemos el momento actual en fundamentos.

1) Brasil se seca y pasamos de 126 millones de toneladas de soya o más, a 117 o tal vez un poco menos, de momento es imposible afinar el detalle a vista fina pues las labores generales de cosecha están aún en menos de 10% terminadas, y necesitamos más datos, digamos que si vemos el vaso medio vacío duele la distancia de lo perdido, pero si lo vemos sin afán, 117 millones de toneladas de soya son muy buenas especialmente tras la cosecha récord norteamericana. Brasil a la vez que cosecha soya se prepara para sembrar su maíz tardío y estamos en el aire con mucho maíz en potencia.

2) Argentina se inunda. El año pasado fue una sequía bárbara y ahora les llueve fuerte sobre mojado, hay pérdidas de área por las inundaciones, sin embargo este problema no será repetición del año pasado así que esperamos más de 53 millones de toneladas de soya, que son muy buenas tras las carentes 37 millones del año pasado, y esperamos también un cosechón de maíz. Digamos que no menos de 40 millones de toneladas, el trigo argentino se sigue cosechando con algunos temas que a la larga se resuelven pero no sin antes hacer algo de escándalo pues el trigo se está poniendo rijoso.

3) Ya que estamos en el trigo digamos que los rusos empiezan a tratar de controlar la cantidad de trigo exportado, no quieren que se les salga de control el precio doméstico y eso calienta a los rumorólogos que hablan siniestramente, no hay duda de que el precio del trigo en la zona del Mar Negro se ha levantado, así pues, digamos que no entramos en pánico, pero prendemos el semáforo color ámbar.

4) Inestabilidad geopolítica. Para variar la zona del Medio Oriente y la desestabilización que representa Irán para occidente, las grandes fuerzas del planeta tienen algo que ver en la zona y si decimos que el ombligo económico del mundo de commodities es Chicago, diremos que Siria sería la zona de menos privilegio y más tránsito, lo dejamos en eso.

El tema es que si sumamos los eventos de la zona a la tensión en Francia con los Chalecos Amarillos, o la revolcada que está recibiendo la Sra. May en Londres por su plan de Brexit, los atentados en Colombia y la disputa política norteamericana te dejarán un perfil de operación volátil que afecta todas las líneas de inversión posibles, los algoritmos están pegados a los anuncios periodísticos y le estamos poniendo precio a todo usando esa dinámica.

Los fundamentales están muy lejos de ser la idea de precio y si seguimos el manual de opción en mercados, lo último que debemos hacer es comprar el rumor noticioso... no olvides que quien opera mercados usando encabezados noticiosos está destinado a terminar vendiendo periódicos. Cerremos el tema con el último inciso.

5) China y EU,  en lo simple digamos que si se arreglan comercialmente, los chinos tendrán que buscar cerrar el diferencial entre lo que compran y lo que exportan a los norteamericanos, y si tienen que gastar, en commodities pueden empezar, ese tema podría hacer que flujos de dinero grandes decidan qué productos comprar, desde energéticos hasta cárnicos, entre algunos muchos, el tema es que eso atraparía la oferta norteamericana dejando suelto mucho abasto sudamericano.

O tal vez no, tal vez si no se arreglan dejan suelto el abasto norteamericano capturando el abasto sudamericano, así están los chinos en estos momentos, definiendo qué hacer mientras por primera vez en muchos años, su demanda por granos y oleaginosas cae, eso es inédito. Yo me tengo que despedir, me extendí de más, digamos hasta siempre, o antes.

Ánimo.

[email protected]