La primera salida de Andrés Manuel López Obrador como mandatario de México a Washington para reunirse con su homólogo Donald Trump urge porque podría ser el único que lo haría entrar en razón de frente a las decisiones en materia empresarial y reformas que ponen en disyuntiva a la inversión extranjera, dicen algunos, aunque el costo de dicha visita podría ser contraproducente.

Se estaría cayendo en errores del pasado. Argumentando que se trata de la firma de un acuerdo comercial, la visita del presidente de México, con el presidente de EU, y el de Canadá, Justin Trudeau, la reunión tiene sentido, pero de frente a elecciones en el vecino país, el trasfondo es mayor.

Más cuando, nos aseguran, que de darse dicha reunión el homologo canadiense no asistirá por considerarla fuera de lugar en momento electoral.

Otro desaire al partido Demócrata de parte de México, solo beneficiaría a Trump, quien busca el voto de los latinos, lo cual no garantiza que no vuelva a arremeter fuertemente en contra de México.

En momentos donde no hay reuniones de líderes mundiales, y no las hay porque estamos ante una pandemia, se suma la apatía que han manifestado muchos países integrantes del G20 con la política exterior del mandatario Donald Trump.

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, hace unos días dijo que decidió no participar en el encuentro virtual con Trump y los miembros del G20, porque están muy enojados los aliados de Estados Unidos con la política exterior de Trump, con su amenaza de salida de la Organización Mundial del Comercio, con su proteccionismo, con su desprecio a la racionalidad política internacional.

Esta visita de López Obrador, evidentemente, dice la internacionalista Cristina Rosas, catapultaría hasta cierto punto la aspiración de reelección del señor Trump, el grave problema es que la economía de Estados Unidos se está hundiendo y cuando la economía Estados Unidos tiene problemas, el presidente en turno pierde la reelección.

Ya lo vimos con George Bush papá. La economía estaba en una situación terrible y eso llevó a Bill Clinton a ganar la presidencia.

La moneda esta en el aire, habrá que ver qué se decide al interior del Gobierno Federal en los próximos días.

Por lo pronto, entre los sectores más afectados está el automotriz, por la reglas de origen que marca que más de 75 % del contenido de los automóviles debe ser norteamericano y, también el aumento de los salarios, desafío que deberá enfrentar el gremio en un proceso paulatino de aquí al 2023, pero en medio de una crisis severa.

Otro sector que se verá fracturado es el de la investigación científica y tecnológica en materia de medicamentos biológicos, que podría desincentivarse de frente a la baja que tuvieron en patentes.

Se elimina la garantía de 10 años de protección de propiedad intelectual a los medicamentos biológicos, medicamentos que son muy importantes porque se forman con células vivas y se usan para tratamientos de cánceres y otras enfermedades crónico degenerativas no trasmisibles, pero extremadamente costosos, y lo que en su momento se busco fue elevar los años de patente. En fin, en este tema, México deberá replantear su estrategia e invertir más en investigación y desarrollo en materia de salud.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.