De los nueve cárteles que hay en México seis operan en Estados Unidos, el mercado consumidor más grande de todo tipo de drogas en el mundo, según el informe Evaluación sobre las Amenazas del Narcotráfico elaborado por la DEA y son:

Cártel de Sinaloa. Se expande a nivel internacional. La droga la introducen por los cuatro estados fronterizos: California, Arizona, Nuevo México y Texas. Ingresan al mercado cocaína, heroína, mariguana, metanfetaminas y fentanilo. Con sus aliados estadounidenses distribuye las drogas a partir de Phoenix, Los Ángeles, Denver y Chicago.

Cártel Jalisco Nueva Generación. Ahora el grupo con mayor capacidad de fuego. Es el de mayor crecimiento en México y Estados Unidos. Introduce al mercado cocaína, metanfetaminas y fentanilo. Con sus aliados estadounidenses distribuye la droga a partir de Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

Cártel de Juárez. En tiempos recientes amplió su capacidad para distribuir cocaína y metanfetaminas. Ingresa la droga a través de El Paso, Texas. Con sus aliados estadounidenses distribuye la droga a través de Denver, Chicago y Oklahoma.

Cártel del Golfo. Cruza la droga a través de distintos puntos de la frontera con Texas. Introduce al mercado heroína y metanfetaminas. Con sus aliados estadounidenses distribuye la droga a través de Houston, Atlanta y Detroit.

Cártel de Los Zetas. En los últimos años su poder ha disminuido significativamente. Introduce al mercado cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana. Con sus aliados estadounidenses distribuye la droga a través de Laredo, Dallas y Nuevo Orleans.

Cártel de Los Beltrán Leyva. Ingresa al mercado cocaína, heroína y metanfetaminas. Con sus aliados estadounidenses distribuye la droga a través de Phoenix, Los Ángeles y Chicago.

El contenido del informe de la DEA no varía en relación a años anteriores. La introducción de la cantidad de drogas ha crecido marginalmente. Y la distribución, que se concentra en 12 grandes ciudades de Estados Unidos, se realiza a través de una compleja red de aliados (cárteles, bandas criminales y pandillas).

Los integrantes de los cárteles se “esconden” en poblaciones de alta densidad de mexicano-estadounidenses. La distribución final se hace a través de bandas y pandillas locales, lo que garantiza que los integrantes de los cárteles se mantengan al margen de esa etapa del proceso y eviten el contacto con las autoridades.

El informe señala que si bien en México la violencia relacionada con el narcotráfico tiene “proporciones epidémicas”, ésta en Estados Unidos se reduce a niveles casi mínimos para así “evitar la detención y el escrutinio”. Cuando ocurre, que es poco frecuente, son sólo incidentes individuales.

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.