Palo dado ni Dios lo quita . Una decisión de último momento -agregar al llamado a la resistencia civil, la exigencia de la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna- dio una dimensión distinta a la marcha por la paz y la justicia, que encabezó el intelectual Javier Sicilia.

Profundidad que se vio reflejada en casi todos los titulares de la prensa escrita. Los gritos de fuera García Luna , que se escucharon el domingo por la tarde en el Zócalo, suplantaron la exigencia fuera Calderón planteada por la minoría tres días antes, cuando inició la marcha por la Autopista México-Cuernavaca.

La propuesta de Sicilia se propagó como un incendio en la pradera, porque materializó algo que flota en el imaginario colectivo: García Luna es el responsable del baño de sangre que caracteriza al sexenio.

Ante esta percepción, ayer mismo el Ejecutivo federal asumió su propia defensa y en su discurso del día dedicó ocho minutos para volver a encarar las críticas; las exigencias de que cambie su estrategia de combate al crimen, después de más de 40,000 muertes violentas en el sexenio.

México necesita hoy una sociedad que sea fuerte y que exija resultados a todos los gobernantes, que exija, sí, pero a la vez apoye a las autoridades que sí actúan ante la pretensión del crimen de debilitar a las instituciones.

(Por eso) también pienso que debemos rechazar la pretensión de quienes buscan obtener ventajas políticas o satisfacer intereses de muy distinta índole, ante una situación tan delicada para el bienestar de las familias de nuestro país. Son actitudes inadmisibles .

Más tarde, mientras el Presidente viajaba a Nueva York, su vocero en materia de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, ofrecía una conferencia de prensa para acallar los rumores. El reconocimiento que le otorgó - si alguien ha impulsado la formación de una policía bien equipada, con capacidades y que garantice la seguridad de las personas, es Genaro García Luna - no lo han recibido ni el general secretario de la Defensa, Guillermo Galván, ni el secretario de Marina, Mariano Francisco Saynez.

En Los Pinos lo que importa no es reconocer la validez de los reclamos ciudadanos, sino una mesa de diálogo para que los inconformes -como si no los conocieran- escuchen de viva voz lo hecho por las fuerzas federales para combatir a los malosos.

La administración federal busca rebatir -no convencer- a sus críticos. Y dejar claro que no cambiará su estrategia, porque no hay otra. No hay de otra.

El gobierno calderonista, en todo caso, obtendrá el más y absoluto mérito, si esta estrategia resulta exitosa. O a la inversa, si resulta un fracaso. Es el gobierno, no la sociedad la que se alzará con la victoria.

Aun así, hay pequeñas acciones ciudadanas que gozan de reconocimiento, más allá de nuestras fronteras. Allí está el primer lugar obtenido por el programa El Trámite Más Inútil, dentro del premio al servicio público de la ONU, en la categoría Fomento de la participación (social) en la toma de decisiones políticas, a través de mecanismos innovadores, para la región de América Latina y el Caribe.

Ese galardón, otorgado por la ONU cada año, cuenta con cinco categorías y se entrega a países de los cinco continentes. En la edición 2011, curiosamente, México también ganó en el rubro de Simplificación administrativa, con el esquema de Tala Regulatoria ejecutado -como el anterior- por la Secretaría de la Función Pública, que permitió la eliminación de 16,000 normas y más de 2,100 trámites y servicios.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, entregará estos trofeos a los funcionarios mexicanos el 23 de junio, en una ceremonia especial, para conmemorar el Día Mundial de la Administración Pública. Estos logros, sin embargo, poco conmovieron ayer en Los Pinos, donde siguen empecinados en debatir hasta con ellos mismos.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿Y DÓNDE ESTÁ EL PROFE? Ni en la conferencia magistral de Fernando Savater ni en el subsiguiente Consejo Nacional del SNTE apareció su secretario general, el senador veracruzano Rafael Ochoa Guzmán. Pero no es que haya estado en comisiones legislativas o se haya molestado con la presidenta vitalicia del magisterio, Elba Esther Gordillo. Motivos médicos le impidieron acudir a la Asamblea y también le impedirán estar presente en los festejos del Día del Maestro, que tendrán lugar este fin de semana.

¿BIÓGRAFO DE EL CHAPO? Bajo el sello de Editorial B, comienza a circular la versión en español de El último narco, libro de no ficción escrito por el periodista estadounidense Malcolm Beith que reconstruye la vida de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. La novela fue publicada por primera vez en Inglaterra en el 2010 y el autor, después de una ausencia obligada, está de vuelta en México para presentar su obra.

LA FRASE DE LA SEMANA. Un alto porcentaje de los que votarán el próximo 3 de julio en el proceso por la gubernatura del Estado de México, lo hará en su calidad de acarreados u obligados por diversas circunstancias, como la pobreza, según definiciones del vicario de la diócesis de Toluca, Guillermo Fernández Orozco.