Este 3 de febrero el precio de la gasolina en todo el país se volverá a incrementar y todo indica que será al menos 10 por ciento.

La decisión es de la Secretaría de Hacienda, los argumentos serán los mismos: incremento en el precio internacional de la molécula, paridad peso-dólar, pacto OPEP y logística. No dirán que es por IEPS. Eso queda claro. El asunto es que la tendencia de los precios va a la baja, oh sí, después del pico de Navidad viene la calma de enero.

Así las cosas, el precio de referencia baja, al menos en los mercados de EU, la mayoría de los mercados regionales la vendieron en 2.33 dólares por galón, unos 51.26 pesos, en México se estaría pagando, en promedio unos 60.72 pesos con el actual precio promedio, la realidad es que se pagarán 68 pesos por la misma cantidad. El diferencial esperado es de unos 17 pesos por galón, al menos del 3 al 18 de febrero, la diferencia es que la referencia va a la baja y acá no quieren replicar al mercado estadounidense.

Pese a las protestas, la recaudación que se tiene planteada no ha sido modificada pero ya hay cambios en el mercado, no esencialmente con el precio, pero sí con otras cosas. Por ejemplo, en las últimas semanas los gasolineros aprendieron a manejar la protesta, de entrada, está el deslinde: el incremento no es un beneficio para ellos, es para la SHCP y su plan recaudatorio; en caso de amenaza de cierre sale más barato poner el paro de emergencia que esperar el robo.

Pemex también aprendió. Los gobernadores y presidentes municipales se deben hacer responsables de garantizar la logística y la distribución. Por cierto, la SHCP tiene pendientes más reuniones para terminar los acuerdos con Pemex y las Estaciones de Servicio para manejar el abasto en la frontera.

Buzos

1. Todavía no se acababan las ceremonias y festejos por Donald Trump y en su primera conversación con Enrique Peña Nieto, y luego de las felicitaciones, se le reiteró la posición mexicana: la relación es estratégica en el comercio mundial y debe haber disposición a un diálogo abierto. La primera reunión entre el canciller Luis Videgaray y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo será el miércoles con parte del equipo del nuevo presidente y sí, hay temas energéticos bilaterales en la agenda. Parece que el puente diplomático va más rápido que el muro.

2.- La semana pasada Isaac Volin, director de PMI, anunció que importó por primera vez un cargamento de diesel por ferrocarril desde Port Arthur, Texas; a San José Iturbide, Guanajuato: pero PMI no cuenta con el permiso de importación otorgado por la Sener entonces, ¿quién importa el diesel, contrata transporte, almacenamiento y distribución: PMI o Pemex TRI? Porque además queda claro que no hubo temporada abierta para la terminal Privada de Guanajuato, o al menos no se anunció. Sería interesante saber términos y condiciones (incluyendo tarifas cobradas) con las que se contrataron los servicios de los particulares. En un mercado abierto se debería saber tanto el proveedor del diesel como su precio y saber si fue exitosa y rentable. Lo curioso es que los embarques constantes de 75,000 semanales empezarán hasta dentro de varias semanas.

Hay muchas preguntas sin respuesta y es pertinente contestarlas porque los directivos de PMI quieren hacer una contratación similar para el consorcio Simsa-Howard en el noreste del país y la harán con la misma carencia de infraestructura. En el fondo, la duda es si esta operación de San José Iturbide y la planeada para el noreste representan una generación de valor para Pemex.