Pues sí, los gobiernos locales no dejan de dar noticia. Ahora toca al gobierno de Chihuahua, que es gobernado por César Duarte, gestión a la que acusan de estar adquiriendo medicamentos con sobreprecios.

La historia es que la dependencia Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua convocó y realizó la licitación pública PCE-LP-001-2012 (considerada como la joya de la corona por los proveedores del sector farmacéutico) con el objeto de adquirir medicamentos y productos farmacéuticos, convocatoria que atrajo a más de 40 empresas distribuidoras.

Varias de las firmas participantes acusan que han sido diversas las anomalías que se han identificado en las bases y en el proceso de licitación mencionado; una de ellas fue que si el concursante había celebrado o tuviera contratos vigentes con otras dependencias chihuahuenses, debía presentar una carta de conformidad de dichas dependencias donde se manifieste que el concursante ha cumplido en tiempo y forma con los compromisos adquiridos en sus contratos, lo cual nunca antes se había solicitado, se quejan.

Con lo anterior, algunas dependencias estatales no dieron la carta de conformidad a 11 empresas concursantes, lo que las descalificaba automáticamente de la licitación; sin embargo, acusan que las razones por las que no se otorgaron los oficios son totalmente arbitrarias: algunas se excusaron porque el titular estaba de vacaciones; en otras, tuvieron que realizar correcciones a varias versiones de las cartas con ausencias prolongadas de los responsables, y en otras, simplemente, no se les dio razón alguna.

Al término de la licitación, fueron 10 las empresas ganadoras de las partidas licitadas; pero acusan a una de ellas. Se trata de Ymmarsa Pharmaceutica, que dirigen los hermanos Hiram y Jorge Márquez, ya que se llevó 77% de las partidas licitadas, aunque presentó aumentos de precios comparado con el año anterior. Afirman que Ymmarsa cotizó 648 piezas de fenitoína sódica en 204.60 pesos por pieza, cuando en el ejercicio anterior habría gastado 48.62 pesos por pieza; asimismo, 4,000 piezas de Propafenona, que produce Kendrick, a 82.80 pesos por pieza, teniendo un costo al año anterior de 20.75 pesos por pieza.

Otro ejemplo que usan es el caso de la bicalutamida, de Asofarma, cotizada por 700 piezas a 1,503.60 pesos; mientras que en el 2011, se cotizó en 500.00 pesos. En resumen, los inconformes acusan que el sobreprecio que la dependencia estatal erogará en el 2012 para los mismos productos adquiridos en el 2011 será de alrededor de 100 millones de pesos.

Industria cosmética afina estrategia

La Cámara Nacional para la Industria de Productos Cosméticos (Canipec), que encabeza Laura Bonilla, celebrará esta semana, el miércoles 15 de febrero para ser precisos, su asamblea anual, en la que participarán Mikel Arriola, comisionado Federal de la Cofepris; Bernardo Altamirano, procurador Federal del Consumidor y Bruno Ferrari, secretario de Economía.

Un aspecto importante que se discutirá en la asamblea es la participación de la industria en el comercio exterior, ya que un impulso de inversión extranjera colocaría a México como uno de los cinco principales exportadores de productos cosméticos en el mundo, aspecto fundamental para la competitividad del mercado mexicano a nivel internacional. Y la industria cosmética va por buen camino, ya que en el 2011 tuvo un superávit de 900 millones de dólares, lo que equivale a que México exporta el doble de lo que importa.

Además se tocarán temas de vital importancia para los consumidores mexicanos, pues uno de ellos es la aplicación de la regulación basada en riesgos y acciones en materia de publicidad y la evolución en la visión estratégica de la autoridad para la protección del consumidor. El tema está en línea ahora que entraron en vigor las nuevas modificaciones a la Ley General de Salud, que busca, en conjunto con los sectores industriales, combatir efectivamente los productos milagro.

Gas regio

Pocas son las empresas distribuidoras de gas LP que se preocupan por brindar un servicio de calidad a los consumidores. Tal es el caso de Regio Gas, que encabeza Luis Landeros, la cual acaba de recibir el certificado ISO 9001:2008. Este reconocimiento se suma a las certificaciones de Industria Limpia y de Seguridad y Salud en el Trabajo.

A pesar de la difícil situación que existe en este sector, Regio Gas es la primera empresa mexicana en recibir esta certificación a nivel internacional para todas sus plantas y corporativo.

psuarez@eleconomista.com.mx