Sin que las causas penales que la deberían haber puesto tras las rejas se hayan resuelto de fondo, la ex presidenta vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo, apela al derecho a la salud entendido como el de mayor nivel posible para evitar su regreso a la Torre Médica del reclusorio femenil de Tepepan.

Y mientras la Maestra esgrime el parte médico de su doctor de cabecera y un dictamen de los responsables de ese nosocomio, adscrito a la Secretaría de Salud del Distrito Federal, su entorno más cercano activó un operativo para recibirla en un lugar de la delegación Cuajimalpa, cuya localización exacta se mantiene en secreto.

Los preparativos se han intensificado en las últimas horas, a partir de la información que su abogado, Marco Vinicio del Toro, ha proporcionado respecto de recientes resoluciones del juez federal, Jesús Alberto Chávez Hernández, titular del juzgado décimo tercero de distrito en materia de amparo penal.

En concreto, dos suspensiones de oficio sobre la petición de la PGR de reingresar a Gordillo Morales a Tepepan llevarían a más tardar en tres semanas a definir el lugar donde deberá ser atendida. Del Toro Carazo difundió una parte de la respuesta que la directiva de la Torre Médica de Tepepan remitió al juez federal, el pasado 28 de diciembre.

Por las características del Hospital General Torre Médica de Tepepan, no es posible recibir a la paciente debido a que no se cuenta con el personal y el equipo médico especializado que atienda una eventual ruptura de aneurismas, aunado a los múltiples padecimientos que padece (sic), entre los que destaca la hipertensión arterial con picos elevados que son factor de riesgo que puede desencadenar la ruptura , consta el oficio de esa dependencia de la Secretaría de Salud del gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Justo hace un mes, Elba Esther Gordillo solicitó protección, luego de que fuera dada de alta en el Hospital Ángeles de Interlomas, al que había ingresado presuntamente para someterse a un procedimiento quirúrgico que nunca se llevó a cabo. Y ante el riesgo latente de ruptura de aneurismas y demás padecimientos crónico-degenerativos que anteriormente sirvieron para solicitar su excarcelación, sus abogados apelaron a la opinión de los expertos para calificar si la Torre Médica de Tepepan, catalogado como hospital general dentro del sistema sanitario del GDF, podría atenderla.

El pasado 29 de diciembre, llegaron al juzgado décimo tercero de amparo varios documentos y una petición presuntamente firmada por Gordillo Morales, pero el secretario notó una discrepancia: las rúbricas eran notoriamente distintas a las que constaban en la demanda de amparo presentada 20 días antes y en los escritos recibidos en la oficialía de partes la semana anterior.

Si esta irregularidad volvía a presentarse advirtió el funcionario judicial , se ordenará la ratificación de todos y cada uno de los escritos que se reciban en este órgano jurisdiccional signados por quien diga ser la quejosa y se dará vista al agente del Ministerio Público de la Federación adscrito, para los efectos legales que considere .

Gordillo Morales había reclamado la omisión de la PGR para atender las directrices médicas en salvaguarda de mi salud . Y se quejó de que esa instancia federal no hubiera informado al juez sobre el cumplimiento de la suspensión de plano. Esa apreciación de los abogados de la Maestra resultaba sin fundamento, pues el 24 de diciembre fue remitido dicho informe, en el que se planteaba que la protección se decretaba sólo en caso de que la quejosa estuviera a disposición de las responsables en el hospital en que actualmente se encuentra.

Lo absurdo es que si los médicos ya se pronunciaron sobre lo que es correcto para mi salud, no suceda nada al respecto , protestó Elba Esther, por el contrario, sigo en idénticas circunstancias, expuesta a riesgos de enfermedades nosocomiales propias de todo hospital de tercer nivel como en el que me encuentro .

El 22 de diciembre, el juez Chávez Hernández concedió la suspensión de plano para el efecto de que las autoridades responsables, de acuerdo con sus facultades, y sólo en caso de que la quejosa estuviera a su disposición en el hospital en que actualmente se encuentra , le brindaran la atención médica que requiriera.

La suspensión de plano o de oficio procede cuando se trate de actos que importen peligro de privación de la vida, deportación, destierro, o alguno de los prohibidos por el Artículo 22 de Constitución.

En los autos del juicio constan otros argumentos de la dirección del Hospital General Torre Médica que no fueron filtrados por el abogado:

Limitando el presente a aspectos estrictamente médicos y de salud de la paciente, se considera que la recomendación del médico tratante es correcta. Sin embargo, esta Dirección no puede atender esa recomendación del traslado de la paciente a su domicilio para ser atendida con enfermería y visitas médicas. Lo anterior en todo caso le corresponde al juez de amparo decidirlo o alguna de las autoridades judiciales que conocen de sus procesos legales, en tanto escapa de las facultades y atribuciones de esta Dirección que se limita a aspectos médicos , puntualiza el oficio.

Y tampoco aludió a la resolución del juez Chávez Hernández: Este juzgado no tiene a su disposición a la quejosa en cuanto a su libertad personal, por lo que no amerita realizar mayor pronunciamiento en lo que atañe a ese tópico .

El martes 5 de enero el juez decretó la resolución que frenó los trámites del traslado de Gordillo Morales, de regreso a la Torre Médica de Tepepan.

[email protected]