La verdad histórica’’ y jurídica del Estado, políticos e instituciones, no sólo es para víctimas o familias afectadas por el delito, es de todos, se siguen violado todo derecho del artículo 1 constitucional, Luis María Aguilar presidente de la SCJN, asumió la defensa de los derechos humanos, hoy México está en tela de juicio por Ayotzinapa en Suiza, Línea 12 y hospital Materno Infantil están ahí.

Es una mezcla, pero el rumbo fijado no por el gobierno de Enrique Peña Nieto, sino de los que se fueron ¡Gracias a Dios! Como Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón, apostaron por el debido proceso y juicios orales’’. La confusión es de hoy, firmaron compromisos internacionales sin ver la letra chiquita’’ y en junio del 2016 será obligación, claro esto no va con tiempos políticos de nacos o narco-políticos mexicanos’’.

Podríamos empezar por derecho humano en la cuestión salarial, pero esto no es así, mucho menos con el complicado recorte presupuestal anunciado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, que dijo ellos’’, se apretaran el cinturón. Eso está por verse. Claro la tijera’’ no es igual para los miniasalariados u otros jodidos’’.

El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Juan Manuel Gómez Robledo, fue a Suiza, a defender al gobierno priísta, cuestionado por 23,000 desaparecidos aceptados, cifra que doblan Organizaciones No Gubernamentales (ONG´S) e internacionales, pero se clavo’’ en los normalistas de Ayotzinapa.

Sostuvo que el Estado mexicano acepta la mirada externa, crítica constructiva, pero sin incurrir en la descalificación’’ en referencia a hechos comparables ante el Comité de la Convención para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (CED) de la ONU y comprometió reunirse con enviados’’ de familias de 43 normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre del 2014, bajo esos términos.

Eso no ofrece esperanzas y muchos menos cuando dijo que la firma de ese compromiso de México ante un compromiso nacido en 2010, no obliga aceptar recomendaciones u opiniones de particulares’’, pese a ser integrantes de ese mecanismos de 193 naciones, donde sólo 19 de 44, entre ellos el nuestro, no aceptan la competencia’’ internacional.

Esto es México comprometido, más no obligado’’. La pregunta es: ¿Para qué carajos acudir al primer citatorio histórico? Si no era rendir cuentas y no sólo contar visiones como las de nuestros políticos que van del escándalo en el Congreso, Presidencia y el señor de las tijeras presupuestales, porque dan razón al exjefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón, que cuentan, ingresó a la Cámara de Diputados encajuelado’’ en el vehículo de su cachanchán’’, el senador perredista, Mario Delgado Carrillo.

En coalición partidista’’, claro de Ricardo Mejía Berdeja del partido Movimiento Ciudadano que lo impulsa a ser legislador federal, que nos llevó a la verdad histórica’’ del recuerdo de otro asalto legislativo criminal’’, cuando el prófugo Julio César Godoy Toscano, hizo lo mismo bajo el encubrimiento del ahora impoluto Alejandro Encinas.

Marcelo Ebrard alegó linchamiento del PRI por filtrar’’ las porquerías presidenciales, su cónyuge y gabinete, y demandó ser sometido a un debido proceso’’. Ni lo conocía, ahora lo acusan y ya está chillando.

Vamos con Miguel Ángel Mancera, de quien me acusan ser vocero’’, claro no reporteros, sino algunos tontos que andan por ahí y piden información mental’’ sin saber, sin leer e incluso se convierten en Walter Mercado’’ a información en curso, quien dijo sobre la bronca de’’ no con’’ su antecesor: yo no tengo ningún distanciamiento con nadie’’.

Comentó sobre la nueva justicia de reparación del daño’’, base que ahora vincula a Gas Express Nieto’’ y que ayudará a reconstruir el hospital que ahora no existente, que tendrá un costo de por lo menos 500 millones de pesos, que de acuerdo a su dicho el presidente Peña Nieto dijo le ayudará a juntar’’.

¿Cómo entender una reparación del daño, cuando se pierde un hijo, una madre, un padre o un familiar. Quién pone el precio de una vida? Todos obviarían esa reparación’’ por volver a sentir: un saludo, abrazo, beso, ver sonrisas, una lágrima e incluso un insulto. No creo que el dinero lo repare.

COMMODATO

Siguen ladrando los perros