Ricardo Monreal Ávila sólo ha roto una vez con las reglas del juego. Lo hizo hace un cuarto de siglo, cuando Andrés Manuel López Obrador lo convenció de desafiar la disciplina priista y sumarse al progresismo. Quedaban dos años para que el PAN ganara la Presidencia, más por las deficiencias del PRD que por la fortaleza del foxismo.

Entonces el objetivo era sacar al PRI de Los Pinos. Ahora, el líder de la mayoría morenista en el Senado de la República reconoce enfrentar la etapa más difícil de su carrera política. Y justo un año antes de que formalmente comience la carrera por la candidatura presidencial dentro del oficialismo, sin margen de maniobra, hace un llamado desesperado a evitar una ruptura.

La confrontación —dice— es inevitable, ¿Sus advertencias serán atendidas? En el primer tramo del sexenio, Monreal Ávila construyó su fortaleza en el recinto legislativo. El llamado “bloque de contención” es antilopezobradorista y si los senadores leales al zacatecano apuntaran hacia otro lado, ninguna de las propuestas legislativas de la Cuarta Transformación —llámense reforma electoral o reforma eléctrica— llegarían a buen puerto.

La democratización de Morena es un gran estandarte, pero Monreal tal vez no sea el mejor abanderado. La hora de la ruptura todavía no llega... porque el líder senatorial tiene otros cálculos. Y se resiste a interpretar correctamente las señales. La derrota en la CDMX hace seis meses no era su responsabilidad, pero tendrá que asumir esos costos. Y más, porque Claudia Sheinbaum recopiló evidencia irrefutable de sus nexos con los protagonistas de la UNA.

Hace seis meses, marginado de la lista de presidenciables por el principal huésped de Palacio Nacional, Monreal Ávila elaboró la frase que será su epitafio político: “Es con Morena... o por Morena".

Nadie le escatima al político zacatecano su arrojo, pero asumirse como seguro candidato del partido oficialista en el 2024 sonaba demasiado aventurado, incluso entonces. En las semanas siguientes, el rechazo presidencial a la nominación monrealista se hizo explícito y también, la negativa a convocar a un congreso para reformar los estatutos partidistas.

La definición del candidato presidencial será por encuestas, no obstante, las charadas recientes, cuyo costo tendrá que absorber Mario Delgado. Las mediciones son —de acuerdo con el modelo lopezobradorista— el mejor antídoto para las injerencias externas en los procesos internos.

Monreal tampoco ofrece alternativas novedosas. Y en vísperas de la definición apenas tendrá media docena de gobernadores leales... y no todos necesariamente de Morena. La promoción de su texto sobre la agenda legislativa le dio un pretexto para recorrer el país, el año pasado. En campo ya pudo constatar los alcances de su estructura territorial y de las limitaciones de su alianza con los muratistas, la CATEM y un sector del partido verde que a menudo se cotiza con el mejor postor.

Efectos secundarios

ENTENDIMIENTOS. Luego del affaire Lozoya, la Fiscalía General de la República podría acceder a las peticiones del equipo jurídico que representa a Juan Collado y conceder la liberación del exabogado de Carlos Salinas de Gortari, Roberto Borge, Manlio Fabio Beltrones, Francisco Pérez Fayad y otros empresarios catalogados por la Cuarta Transformación como la Mafia del Poder.

SUSPICACIAS. En Canal 11 son austeros y no quieren acumular impuresas. Y por eso, la dirección de administración, tendrá que recurrir a una adjudicación directa para contratar los servicios de limpieza. Los probables proveedores fueron invitados a presentar propuestas tres días antes del inicio del año, cuando todavía estaba vigente la licitación C11-I3P-017-21, misma que fue declarado desierto hasta un día después. Pero no era la primer adquisición que tenía este final, ya que previamente había sucedido lo mismo con el procedimiento C11-I3P-016-21, convocado por la subdirección de Recursos Materiales y Servicios, Álvaro Vargas González.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor