Hoy sabemos que las redes del Chapo Guzmán llegaban hasta Hollywood e incluían a actores como Kate del Castillo y Sean Penn, pasando por policías, políticos y empresarios.

Una vez que el gobierno mexicano hizo su trabajo al recapturar al Chapo, le resta destruir la red de poder que tejió por más de 20 años; el golpe tiene que ser tan efectivo que no le permita seguir operando y, por supuesto, eliminar los riesgos de una nueva fuga.

Si bien el gobierno de Peña Nieto enmendó su incompetencia y el hecho debe ser reconocido, hay muchos frentes por atender relacionados con la seguridad pública, la corrupción en el sistema penitenciario federal, el control de confianza y el mando único.

Una de las alternativas que va ganando terreno en la opinión pública, y al parecer en el gobierno mexicano, es la extradición del capo a EU y con ello romper las conexiones que el narcotraficante ha tejido en nuestro país.

Más allá del patrioterismo, la extradición confirmaría la incapacidad del Estado mexicano para procesar y destruir internamente el circulo criminal del Chapo Guzmán, debido a que, sospechamos, los capos colombianos y mexicanos ven la extradición como un verdadero castigo.

La salida parece sencilla, pero tiene pequeños inconvenientes , como el uso de la información, por parte del gobierno de EU, que el capo proporcione respecto de sus fugas y sus conexiones en ese país y en México.

La recaptura del capo son buenas noticias y esperamos acciones complementarias para eliminar la delincuencia e inseguridad que azota algunos municipios de nuestro país.

Palabras llanas

A propósito de redes, la Red Independiente de la Ciudad de México, que integra a los aspirantes y ex candidatos independientes, se reunirá el 14 de enero en el restaurante Las Mercedes para emitir un posicionamiento sobre la reforma política del Distrito Federal y demandar a Miguel Ángel Mancera y, sobre todo a Lorenzo Córdova, piso parejo y techo seguro para los candidatos independientes que impulsará en el proceso electoral para integrar la asamblea constituyente. Asimismo, considera que la reforma constitucional tiene aspectos que obstaculizan su participación en ese proceso y que pueden ser matizados en la convocatoria respectiva.