Las leyes secundarias de las llamadas reformas estructurales y preparar sus baterías para las elecciones intermedias de 2015, son los asuntos más importantes en los que trabajarán los tres partidos mayoritarios

Les pregunté, por separado, a los presidentes nacionales del PAN, PRD y PRI, Gustavo Madero, Jesús Zambrano y César Camacho, respectivamente, cuáles son las prioridades de sus partidos para este año que comienza. El primero dijo que las leyes secundarias de las reformas estructurales aprobadas en 2013, Zambrano que la defensa del petróleo y Camacho la estructura interna del partido.

Madero expuso que ha convocado a sus compañeros de partido a trabajar al interior de esa organización, particularmente sus bancadas en las cámaras de diputados y senadores, para estar preparados para la aprobación de las leyes reglamentarias de las reformas aprobadas recientemente.

A los panistas les interesan particularmente las leyes secundarias de las reformas de telecomunicaciones, de competencia económica, político-electoral y, por supuesto la energética.

El Partido Acción Nacional se está preparando desde ahora para tener posiciones que defiendan el espíritu de las reformas constitucionales y que no vaya a haber ninguna pérdida en los detalles. Hay quien dice que el Diablo está en los detalles y el PAN se va a cuidar que no entre el Diablo en las leyes reglamentarias , remarcó.

Según el líder partidista en 2014 la relación entre ese partido y el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto será de mucha exigencia sobre todo para que se cumplan los compromisos asumidos en el Pacto Por México, incluidos los 11 acuerdos del adéndum.

Si bien en las últimas semanas el Pacto por México prácticamente ha desaparecido, para Madero lo que sí prevalece es una agenda pendiente y, ya sea con ese instrumento o sin él, el PAN va a exigir se cumplan los compromisos.

En la agenda de los panistas también destaca el trabajo previo a las elecciones intermedias de 2015, cuando se renovarán nueve gubernaturas y la Cámara de Diputados federal. Dice Madero que deberán afianzar el trabajo partidista en ocho entidades que cambiarán de gobernador el próximo año donde tienen una fuerte presencia.

En tanto, el líder nacional perredista, Jesús Zambrano planteó que la prioridad será seguirse organizando para hacer de la consulta nacional (en 2015) el eje articulador de sus acciones para intentar echar abajo la reforma en materia energética aunque también tratarán de incidir en la redacción de las leyes secundarias.

Para el perredista lo pasado en los últimos meses del año obligan a un replanteamiento de la relación de ese partido con el gobierno federal y destacó que es obvio que la relativa confianza que se había construido, pues esa ya no puede ser la misma , particularmente porque acusan al Ejecutivo de traicionar al Pacto.

También replantearán su relación con el PAN con quien, aseguró, este año no habrá alianzas electorales en Coahuila, donde se renovará este año el Congreso, y en Nayarit, donde además de diputados locales, se elegirán presidentes municipales.

A su vez, Camacho Quiroz destacó que este año el PRI tiene como propósito sorprender a propios y extraños y va a hacer un trabajo intenso en sus filas para solidificar la participación de los jóvenes y las mujeres. Redoblarán el trabajo de capacitación de sus cuadros y acentuarán la comunicación del tricolor con las organizaciones de la sociedad civil, además de que buscan robustecer su organización territorial. Todo esto con miras a las elecciones de 2015.

Además, ese partido mantendrá firme su trabajo de acompañamiento al presidente Peña Nieto.

---o0o----