Oiga, presidente, se me hace que podemos hacer negocios , soltó Ernesto Ruffo Appel, con su característico acento y desenfado. Del otro de la línea telefónica estaba Carlos Salinas de Gortari. El panista, primer gobernador de oposición de la historia contemporánea, y el Ejecutivo federal se trataban con tanta cortesía como desconfianza... lo normal para dos personajes forjados en trincheras incompatibles.

Era el verano de 1990. Ruffo Appel llevaba 10 meses al frente del gobierno de Baja California y una de sus primeras tareas fue la de crear un Registro Ciudadano, medida plausible en aquella entidad fronteriza, donde la población migrante siempre ha movido dramáticamente las estadísticas oficiales.

El Censo de Población había identificado 1.3 millones de bajacalifornianos pero el mandatario panista no le creía al Inegi ni a Hacienda ni a cualquier otra dependencia federal. Así que emprendió su propio levantamiento de información. En el primer mes apenas consiguió registrar medio millón de personas. Ya estamos pujando... ¡y no encontramos gente! , recuerda Ruffo Appel que le reportó a Los Pinos, a mediados de ese año. Usted échele ganas , le respondió Salinas de Gortari, sepa que cuenta con el apoyo del señor presidente de la República .

En vísperas del arranque del proceso electoral intermedio del sexenio salinista, la Federación empujaba por un nuevo padrón electoral, pero Baja California quería tener su propio listado. Las negociaciones eran ásperas y más porque Ruffo Appel generó una cédula de identidad con fotografía que imprimía en el mismo lugar donde expedían las licencias para los conductores de San Diego.

Entonces supe que el gobierno federal tenía una credencial para votar que tenía un costo unitario de 40 pesos. La nuestra salía en 15 pesos , relató Ruffo, quien todavía guarda ese plástico en su cartera, aunque cree que está infectado .

Salinas la tocó y desde entonces no le he podido quitar el virus , bromea. Y recuerda cuando propuso hacer negocios al presidente. Le dije: ¿por qué no me da 25 pesos por credencial y hago todas las que se necesitan en el país , sintetiza. Oiga, ¿no se le hace que se está pasando? , cortó el priista.

Ruffo Appel trae a colación esta historia por un dato esencial: con su credencial con fotografía como ariete, logró establecer que había 900,000 ciudadanos asentados en Baja California, 31% menos de lo que había censado la Federación. La corrección de ese sobrerregistro ahora mismo la aplica en la depuración del padrón de militantes del PAN.

Y es que cuando concluya ese proceso dentro de ocho semanas , el listado de afiliados al blanquiazul quedaría en 300,000 ciudadanos, de acuerdo con las estimaciones del legislador fronterizo. Actualmente hay 483,000 empadronados.

Más que una reafiliación, define, se trata de una actualización, de un pase de lista para la militancia: los interesados deberán apersonarse con su credencial de elector vigente y un comprobante de domicilio. En los módulos deberán capturar su clave de elector, mientras se verifica en el Registro Nacional de Militantes que el solicitante efectivamente esté vigente en el padrón partidista. Simultáneamente hay una consulta al INE para cotejar la identidad del ciudadano, incluida el registro de la huella digital que deberá coincidir con la base de datos del padrón electoral. La credencial de elector se escanea por ambos lados y el solicitante es retratado. Y el trámite concluye hasta que es ingresado un código de validación, que es enviado por SMS al teléfono.

La actualización del padrón de militantes se reanudó hace 10 días, cuando fueron abiertos los centros de actualización en las sedes municipales del PAN de Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas, mismos que estarán en funcionamiento hasta el próximo 5 de agosto.

Hace un mes, Ruffo Appel calculaba que el padrón depurado en una primera etapa se actualizó en 19 estados de la República estaría listo antes de la celebración del 78 aniversario del partido, el próximo 15 de septiembre. Y hasta entonces procedería la definición de las reglas y el método de selección del abanderado blanquiazul a la Presidencia de la República.

Efectos secundarios

¿REGALAZO? Con la mano en la cintura América Móvil podría recuperar 800 millones de dólares, pagados por la competencia, si la SCJN emite un fallo a favor para hacer retroactivas las tarifas de interconexión. Tal decisión judicial tumba la reforma en telecomunicaciones, ni más ni menos. El tema es sencillo, el Congreso estableció en la ley que los Agentes Económicos Preponderantes en este caso América Móvil no cobrarían al resto de los operadores por usar sus redes para terminar llamadas o mensajes. Después de una serie de amparos promovidos por la empresa de Carlos Slim, la continuidad de la Tarifa Cero es el caso con mayores implicaciones económicas, sociales y políticas. De ser declarada inconstitucional, permearía un ambiente de incertidumbre, no sólo para este sector, sino para el energético o el financiero.