Dicen los expertos en cifras de problemas económicos y sociales del Mundo, que lo que no se mide no se conoce’’, pero cómo, es qué la Oficina Contra la Droga y el Delito de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo directrices económicas’’ de Estados Unidos, explicarán entre el 19 y 21 de abril a gobiernos como México, por qué fracasó la lucha geopolítica antidrogas’’ o sí fueron ¿Ciegos?

Leyeron la confesión-informe de la pomposa United Nations Office on Drugs and Crime (UNODOC), de donde parten lineamientos’’ para implementar políticas públicas antidrogas de gobiernos endebles’’ o peleles’’ del planeta subyugados, que sólo buscaban dólares de Estados Unidos, para luchar, caso de México, lamentablemente fue orden que sirvió para cambiar la brújula económico-mundial’’.

Sostiene la UNODOC en su documento, que los carteles de la droga, no solo de América, Centroamérica, Sudamérica, Asía, Oceanía y demás continentes, se dedicaron a enviar capitales y ellos’’ los recibieron sin importar procedencia, por prostitución, tráfico de drogas, migrantes, vehículos, contrabando, que engordó carteras y se buscó frenar con endebles leyes en naciones desarrolladas o paraísos fiscales. No ocurrió, sino creció.

El fracaso de la política mundial antidrogas, dice la Oficina contra la Droga y el Delito e incluso de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), igual de la ONU, que la crisis económica mundial abrió el apetito de capitales de donde vinieran’’ porque el chiste del sistema bancario mundial, incluyendo el mexicano, es frenar la escasez de capital’’.

Todo esto nos refiere al pacto de Baton Rouge, Estados Unidos en 1857, que fue para activar la economía interna o en 1974, cuando los sabios a través de la ONU crearon el Nuevo Orden Económico Mundial (NOEI), todo es económico y lo que pase en lo social, es secundario, primero es tener cuentas sanas del país donde se gobierna, que explicar qué pasa adentro.

Las cifras siempre serán una guerra y desacuerdos, hasta que se sientan a negociar’’, pero en el caso de México, se llevan más de 45 años siguiendo directrices de Estados Unidos y aplicando políticas internacionales, después que llegó el Partido Acción Nacional (PAN) al poder y sujeto a la nación a vaivenes mundiales firmando Tratados y Compromisos, que ni siquiera sabían y ahora hay que cumplir.

En aras de limpiar la imagen de nuestro país como violador de los derechos humanos’’, Carlos Salinas de Gortari, antepenúltimo expresidente surgido del Partido Revolucionario Institucional (PRI), creo la pomposa Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), puso al frente en 1990 al fenecido jurista Jorge Carpizo McGregor, luego se multiplicaron en los Estados como Gremlins’’, en búsqueda de pureza’’, que no logran.

Ernesto Zedillo, el último de la era de la Dictadura Perfecta’’ del PRI, llegó a la Presidencia luego que Luis Donaldo Colosio Murrieta fue asesinado, aceptó con otro implicado en la lucha contra el narcotráfico, el expresidente colombiano, César Gaviria, que fracaso y el mismo panista Vicente Fox igual, por lo menos ellos’’ saben cómo están de podridos sus países.

¿Entonces?

Hoy nos dice un presidenciable del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong que se puede pensar’’ en que los elementos del Ejército, Fuerza Aérea y Marina Armada de México, desplegados en la lucha contra el narcotráfico y crimen organizado, pueden regresar a sus cuarteles’’. Es una charada y agregar, que 31 Estados –no se cuenta la Ciudad de México- estarían limpias’’ por lo menos dos o tres corporaciones. ¡Es un consuelo!

Por qué crear y gastar en corporaciones estatales o federales policiacas, despilfarrar millonarios recursos como los de Iniciativa Mérida’’, para decir eso, cuando Guerrero, Michoacán, Estado de México, Veracruz, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Baja California, Sinaloa, siguen siendo parte del México Bárbaro’’ a nivel nacional e internacional, mientas se contiene en otros.

COMMODATO

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, tiene la mejor oportunidad de pedir mano’’ en la MEGALOPOLIS, para enfrentar, no resolver el problema de la contaminación ambiental y las futuras contingencias que no solo afectan a la capital, sino a los vecinos también. Era idea’’, no la pensó, le llegó. Ya lo hizo suya. Así qué hay que ver.