En las últimas semanas del 2013, la Torre Médica del Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan era una sucursal de Siberia, pero en el área a los reclusos en aislamiento , contaban con amenidades que hacían la estancia más soportable.

En un extremo del piso, Andrés Granier Melo leía concienzudamente. Visitado con frecuencia por sus hijos, el ex Gobernador de Tabasco recibe muy temprano un paquete, con los periódicos. Y -según consta en el libro de visitas- sus abogados lo mantienen al tanto de trámites y testimoniales para su defensa, en los juicios que se desahogan en Villahermosa.

Del otro lado del pasillo casi nunca hay ajetreo ni visitas. La puerta de la habitación de Elba Esther Gordillo casi siempre está abierta. Dentro, una cama con un colchón eléctrico, de posiciones, y un sillón reposet, que de vez en vez es colocado en el pasillo.

Para protegerse del gélido clima, la ex Presidenta del SNTE usa un cobertor, de color rosa y una chamarra afelpada, del mismo tono que el uniforme reglamentario en esa cárcel, dependiente del gobierno del Distrito Federal.

Unas gavetas de plástico, traslúcidas, están dentro de esa habitación -destinadas, originalmente, para alojar a pacientes con enfermedades contagiosas que debían mantenerse en resguardo- y en ellas, La Maestra guarda CDs y libros. Ese ha sido su único entretenimiento en Tepepan, mientras espera que el juez Alejandro Caballero dicte sentencia.

Además de sus abogados, muy pocas personas están dentro de la lista de visitantes de Elba Esther en Tepepan. Sus hijas, su yerno, sus nietos, antiguas y leales amistades y nada más. ¿Alguno de sus herederos, en el SNTE? Ninguno.

Lo que más sorprende es que ni un día de los 11 meses que La Maestra ha pasado en aislamiento , han faltado arreglos florales en su habitación.

Hoy que Elba Esther Gordillo cumple 69 años, tampoco faltarán los frondosos ramos de flores blancas.

Encumbrada en el poder magisterial por Manuel Camacho Solís, La Maestra llegó a presentarse a Los Pinos -hace tres sexenios- para recibir un efusivo abrazo del entonces presidente Ernesto Zedillo. En la era panista, Gordillo Morales convirtió su festejo de cumpleaños en una pasarela a la que acudían tirios y troyanos, animados por obtener sus favores. En el 2012, los invitados de honor fueron el entonces recién ungido gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, y el futuro coordinador político de la campaña presidencial del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong.

Hace un año, tuvo dos festejos. Uno, en territorio mexiquense, rodeada de las bases magisteriales de la sección 36 -de la que ella emergió como lideresa sindical-, donde públicamente imaginó el final: Ni amenazas ni nada me van a intimidar , exclamó ante una multitud que la aclamaba, para morir, nací. Y quiero morir con un epitafio: ‘aquí yace una guerrera’ .

Por la noche de ese miércoles, Elba Esther se refugió en el Portal del Sol, el centro recreativo que el SNTE edificó hace dos décadas, donde en una especie de lounge bar con vistosos floreros, sillones blancos y un karaoke intermitente, se dejo querer por su gremio, incluido Juan Díaz de la Torre, a la postre su sucesor.

El único gobernador que se atrevió a acompañarla fue el poblano Rafael Moreno-Valle. Ningún otro mandatario estatal -priísta o perredista- o funcionario de alto nivel de la nueva administración federal atendió la invitación.

Gordillo Morales había dicho en público lo que en privado sostuvo, días antes, frente al nuevo Secretario de Gobernación, quien sin miramientos, con enorme sangre fría, le advirtió los riesgos que implicaban -para ella y su familia- desafiar al Estado mexicano y boicotear la reforma educativa.

La Maestra caería, pero antes daría la pelea. Y para que nadie dudara de su determinación, aceptó la sugerencia de uno de sus asesores más cercanos, y pactó una entrevista con Adela Micha. En su entorno más cercano todavía piensan que ese gesto fue suicida.

A tres semanas de que se cumpla un año de su detención, la ex Presidenta nacional del SNTE mantiene esa tozudez que bordea la necedad. En su equipo jurídico están ciertos de que su clienta no está dispuesta a negociar o a conceder, que prefiere quedarse en aislamiento, en Tepepan, a ser sentenciada por delitos que no cometió. Mientras tenga sus libros, sus películas y las flores blancas, podrá aguantar un vendaval...

EFECTOS SECUNDARIOS

RELEVANTES. Abogado y economista, formado en el ITAM, Enrique Ochoa Reza deja la Subsecretaría de Hidrocarburos para hacerse cargo de la Comisión Federal de Electricidad, en una etapa crítica: la conversión de esa paraestatal en una empresa del Estado productiva . Más que sorpresivo, su nombramiento es resultado de un ajuste entre los diversos equipos que amparados en eso que denominamos peñismo, mantienen un equilibrio precario. En el camino quedan el senador David Penchyna Grub y Raúl Murrieta Cummings, actual subsecretario de Infraestructura en SCT, quienes son apreciados en Los Pinos y serán protagonistas de la concreción de la reforma energética. Al tiempo...