Ha terminado la Reunión de Ministros de finanzas y banqueros centrales del G- 20. Durante la conferencia de Timothy Geithner, Secretario del Tesoro de Estados Unidos, quedaron claras dos cosas. Su país no va a inyectar mayores recursos al rescate de Europa Y poco le importan al funcionario, las dudas que tiene cualquier país al margen del propio.

(Esto lo digo porque en la conferencia de prensa, los únicos que hicieron preguntas a secretario fueron medios de Estados Unidos, seleccionados de antemano por su asesora de comunicación).

Geithner abrió su participación pública afirmando que Estados Unidos no incrementará su cuota en el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aumentar la capacidad de préstamo del organismo.

Consideramos que hemos contribuido ya con éxito en amortiguar el impacto financiero con las líneas de crédito que ha extendido la Reserva Federal en dos ocasiones , dijo con seriedad.

Y dijo que a cambio, EU está dispuesto a garantizar que el FMI cuente con fuentes de financiamiento suficientes para ayudar a los miembros a lidiar con los riesgos que emanen de Europa .

¿Cuáles son estas fuentes? Cuestionó una reportera de una agencia informativa a la directora gerente del FMI, Christiane Lagarde, quien educadamente respondió en un impecable idioma inglés que hay dos alternativas: la activación de préstamos bilaterales de los países socios del FMI, en acuerdos voluntarios.

Y la otra, sería vía mercado, con emisiones de deuda.

Una dama

Al contrario de Geithner, Lagarde mostró ante los reporteros asistentes lo que es una diplomática encantadora. Sonriente, amable, preocupada por dar un trato personalizado a los reporteros. Atenta y agradable. Con esa impresión nos dejó. Reconocía a los reporteros norteamericanos que en cambio, preferían responder mensajes en su blackberry en vez de ponerle atención a la respuesta que fijamente les daba a sus preguntas.

Ella misma dio la palabra a los reporteros que se la pidieron y dejó clara la sencillez de su trato.

Muy correcta, nos explicó que los resultados de esta primera reunión de Ministros de finanzas que organizó México como presidente del G – 20, fueron la base de lo que será la dirección mexicana del grupo. Es decir, leo yo, justificó la falta de acuerdos relevantes o de que no se cumplió en esta emisión con las altas expectativas de que México impulsaría acuerdos importantes como el aumento de participación al FMI.

A diferencia de Geithner, Lagarde dio la palabra a reporteros de México y respondió igual de atenta a sus preguntas.

Más apuntes

Lástima que no se pueda decir lo mismo de su gente de prensa, que a pesar de ser responsables de la atención a medios de América Latina, han privilegiado siempre a los reporteros representantes de agencias internacionales y medios estadounidenses.

Hecho lamentable, si se toma en cuenta que el responsable de medios del FMI para América Latina, es brasileño.

En fin, ojalá que la sencillez de la directora Lagarde, fuera replicada en sus subalternos.