Davos, Suiza. Les platico rapidito que en los pasillos del Foro de Davostrong>s, estuvo presente el Gobernador del Banco de México Agustín Carstens. Este año no tuvo una participación muy visible en sesiones programadas.

Más bien fue a rubricar el espíritu del Foro. A explicar de primera mano a los líderes industriales y políticos asistentes, la situación financiera que vive México en el contexto de volatilidad mundial.

¡Menuda tarea en tiempos inciertos!. Y la mención a Carstens viene a cuenta porque ahí, coincidió con la Directora Gerente del FMI Christiane Lagarde, quien lanzó formalmente desde Davos su candidatura a repetir en el cargo que hoy tiene en el organismo. Cuya vigencia está por cumplirse este primer semestre.

Ahí, fue Lagarde quien aprovechó los reflectores para asegurar que su candidatura al segundo mandato es apoyada por México. Jugada magistral que cierra el paso a los rumores de que nuestro banquero central Carstens, pelearía de nuevo por la candidatura emergente al puesto del Fondo.

Claro, el Gobernador ya había dicho desde mucho antes, en las reuniones anuales del FMI, en Lima, que su compromiso estaba en el Banco de México. Pero el rumor de su aspiración a dirigir el Fondo, sonaba fuerte.

Suerte te dé Dios

La delegación mexicana de empresarios para escuchar al presidente Enrique Peña Nieto, en un ejercicio común en el Foro Económico Mundial que se llama simplemente Conversaciones especiales .

¿Qué tiene de noticioso? Pues, que la sesión uno a uno, la conversación especial donde un líder es el centro de atención y simplemente, conversa con su interlocutor, por lo regular es ofrecida por el Foro Económico Mundial (WEF) a los personajes del momento.

Para darse una idea, ahí estuvo John Kerry, Secretario de Estado de Estados Unidos, conversando directamente con Klaus Shwab, el cerebro detrás del Foro anual de Davos, para abundar sobre el tema de Siria.

También fue centro del diálogo de estas grandes alturas, el Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron.

Pero la sesión del Presidente Peña Nieto, quien también tuvo su uno a uno fue producto de una favorable casualidad. Entró como único representante de las economías latinoamericanas asistentes al Foro, pues la sesión programada para el grupo de mandatarios de la región, quedó incompleta.

Desde el domingo pasado -¡Qué rápido corre el tiempo!- el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el de Perú, Ollanta Humala, cancelaron su asistencia, por cuestiones de austeridad.

El de Argentina, Mauricio Macri, también convocado a la mesa latinoamericana, salió de Davos una vez terminada la conferencia de prensa que otorgó el mismo día de la programada mesa regional.

Así que al final, la mesa latinoamericana, programada con semanas de anticipación, sirvió de escenario para el lucimiento del Presidente Peña. Ojalá se pueda confirmar el éxito de sus dichos, con inversiones contantes y sonantes.

Negociantes de alto nivel

Los empresarios mexicanos que llegaron a la Ciudad Alpina para confirmar el espíritu del Foro de Davos, que es hacer negocios, fueron: el presidente de Cinépolis, Alejandro Ramírez; lo mismo que el Presidente ejecutivo de FEMSA, José Antonio Fernández; el Presidente de América Móvil, Carlos M. Jarque; así como los presidentes de Alfa, Armando Garza y de la firma Coppel, Agustín Coppel.

Y como el Foro de Davos, es el espacio ideal para buscar inversiones, no pueden faltar los directivos de fondos de inversión. Porque sí, para cerrar un negocio del tamaño que requieren los industriales globales del WEF, tiene que participar sin mediación de terceros, la destreza de los mismísimos directivos de los fondos. Como Guillermo Ortiz Martínez, actual vicepresidente del fondo brasileño BTG Pactual.

El Foro de Davos nació en 1971 como una idea de su fundador, Klaus Shwab, para llevar a los principales empresarios europeos a un pueblo de esquí alpino, lejos de las distracciones de sus ciudades con un solo objetivo: hacer negocios.

De mis apuntes

Pues desde aquí, en una banca del aeropuerto de Suiza, a punto de volar rumbo a México, bajo la cortina de esta, mi segunda cobertura del Foro de Davos.

Una cobertura llena de aprendizaje, de experiencias, de gente que siempre me dijo sí, de compañeros que me enseñaron a reportear en la Montaña Mágica, en un ejercicio profesional donde les aseguro, di mi mejor esfuerzo.

Una nueva página de la historia económica mundial que tuve la oportunidad de informar con la confianza de que será un día referencia para mis hijas. ¡Vuelo hacia ustedes!

Y les recuerdo que podemos estar en contacto vía twitter por @morales_yoly