Pocos manifestantes son tan llamativos como este. Se llama Lukánikos, porta los colores azul en el cuello y café en el cuerpo; ah y es un perro.

El cuadrúpedo vive en el centro de Atenas y cada vez que hay manifestaciones, pese a estar al cuidado del ayuntamiento ateniense, toma parte del grupo de los inconformes.

Lukánikos saltó a la fama en los días pasados gracias a un fotorreportaje que realizó el diario británico The Guardian y que tuvo eco en varios medios, como El País de España (que si usted es suscriptor de El Economista, seguro también lo tiene en sus manos de lunes a viernes).

Soy fan del can. Una buena dentro de todo lo malo.

Sígueme en Twitter: @pabloescobedo