En el marco del Foro Económico Mundial para América Latina, que se llevó acabo en Puerto Vallarta, Jalisco, fue presentado el estudio La nueva visión para la agricultura en acción: una transformación en curso , en el cual se presentaron los avances que han tenido esfuerzos regionales para alcanzar la nueva visión de la agricultura.

Como hemos discutido en este espacio en ocasiones anteriores, La nueva visión para la agricultura es un concepto que busca la potenciación de la actividad agrícola de una manera integral, económica, social y ambientalmente sostenible, donde la participación multidisciplinaria de todos los sectores es la base del desarrollo. En la iniciativa participan empresas que abarcan todos los espectros de la cadena productiva, así como instituciones de investigación, academia, sociedad civil y gobierno.

El estudio en cuestión recoge experiencias de proyectos regionales de transformación que han alcanzado una etapa de madurez, como es el caso de Brasil y Marruecos, y de proyectos en curso como el caso de México, Vietnam e Indonesia. Los proyectos exitosos analizados tienen seis elementos en común que, de acuerdo con el estudio, deberán observarse para asegurar el éxito de los mismos. En el denominado círculo virtuoso se contemplan:

1. Liderazgo y alineamiento de las partes interesadas.

2. Estrategia y prioridades claras.

3. Un plan de inversiones concretas y espíritu emprendedor.

4. Habilitar políticas e inversiones en infraestructura física y servicios.

5. Soluciones catalizadoras de financiamiento y gestión de riesgos.

6. Mecanismos e instituciones sólidas para entrega, implementación y durabilidad.

En el caso de México, el enfoque de La nueva visión para la agricultura cuenta con la participación de 17 empresas globales y 15 locales, Sagarpa, cámaras, asociaciones de productores, instituciones, organizaciones civiles y academia.

El objetivo principal del grupo de trabajo se centra en mejorar la producción sustentable de cinco grupos de cultivos (granos, oleaginosas, frutas, café, cacao y pescado), así como temas relacionados al sector. Durante los últimos seis meses, el grupo se ha esforzado por el diseño de planes de trabajo específicos para cada grupo de cultivo en las distintas regiones del país.

Sin duda, las conclusiones y recomendaciones que se generen de este grupo de trabajo interdisciplinario deberán ser observadas para buscar replicar el modelo hacia cadenas y sectores de igual relevancia para nuestro país. Sin duda, la nueva visión de la agricultura está en marcha.

*José Renato Navarrete Pérez es especialista de la Subdirección de Investigación Económica. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]