El todavía abogado de la nación, Jesús Murillo Karam, con la confirmación de lo difundido antes por familiares de 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, que la Universidad de Innsbruck, que tiene la mayor tecnología mitocondrial, confirmó que restos óseos fueron positivos en un billón de veces’’ son de Alexander Mora, hijo de Ezequiel Mora y presumió que la PGR va en la ruta correcta’’. No se puede negar.

Que el país va ruta correcta a la condena internacional. ¡Claro que sí! Buscó frenar la condena el mismo secretario de Relaciones Exteriores (SRE), José Antonio Meade Kuribreña, cuando la policía local o federal detuvo al chileno Laurence Maxwell Llabaca, quien iba ilustrar’’ las marchas de padres de normalistas.

Liberaron al andino el cual no es una blanca paloma, así paso con Florence Cassez, este es el sello de hoy: la impunidad.

El resultado de la prestigiada universidad austriaca, sólo confirmó dichos de tres detenidos que participaron en la atroz acción criminal del 26 de septiembre pasado, obvio es parte de la carpeta de investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), pero qué resignación pueden ofrecer a los familiares que siguen indignados, ofendidos e incluso desolados.

No se critica la actuación del Agente del Ministerio Público Federal, que aun cuando cuenta con excelente tecnología en estos casos, así como la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), los resultados sean verdad y no sean confiables, pero ellas se ganaron el desprestigio, desconfianza y rechazo, no privativas de ellas, sino de todas las instituciones.

En el caso de investigaciones la PGR y PGJDF sus pifias son públicas. Los supuestamente 35 violentos’’ detenidos en las últimas manifestaciones en la Ciudad de México otros vinculados a otras demandas, no se han quedado en prisión porque ante el nuevo Sistema de Justicia Penal no han probado’’ aunque existan elementos, pero no los identificaron’’ si no pueden con eso, menos ofrecer certeza que son los normalistas.

Escándalos en la Presidencia de la República, cámaras de Diputados, Senadores y en la que quiere ser Congreso local como la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), donde se reparten dineros’’ a diestra y siniestra, que aun cuando son cuestionados socialmente les vale, porque son gestores’’ de negocios, como el exoficial mayor del gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa y persiste la impunidad’’.

Es eso precisamente lo que siembra dudas, desde mucho antes que el Partido Acción Nacional (PAN) echara de Los Pinos’’ al PRI, sumado al enquistamiento de diputados y gobiernos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Ciudad de México, donde no todos han sido malos’’, pero son los menos, cómo se podrá ofrecer el beneficio de la duda’’ al ahora reintegrado a la silla Presidencial, Enrique Peña Nieto.

Se requiere más que eso. El mandatario federal lo sabe, sus colaboradores también. Los padres de familias de los desaparecidos no pararán ahí, seguro irán ante los organismos internacionales de Derechos Humanos, donde al menos saldrá otra condena a nuestro país como violador de los derechos humanos’’ que no es nada, ya ha sido juzgada, lo malo es que no nuestros gobernantes de cualquier nivel. Eso falta.

Ahora debe ser diferente, les adelanto que en el carnet’’ internacional va a quedar grabado el epitafio: México, país donde aplica la desaparición forzada por norma’’.

Y cómo negar, si es cierto. Para los desmemoriados, recuerden la masacre de San Fernando, Tamaulipas, Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez, Chihuahua, las últimas dos durante el sexenio de Felipe Calderón y el municipio de Tlatlaya, Estado de México, donde fueron sacrificados’’ 22 presuntos delincuentes.

Estos antecedentes de vergüenzas criminales nacionales, no ofrecen esperanza o aspiración alguna para lo que viene, porque aquí sí como dice la frase de: la música llegó para quedarse ’’, lo cambiaremos por; la violencia e impunidad llegó para quedarse’’, así lo demuestran los gobiernos y partidos donde han salido y seguirán surgiendo esos que dicen que van por la ruta correcta y si nosotros seguimos con displicencia, será así.

COMMODATO

Miguel Ángel Mancera Espinosa, adelantó allá por el mes de junio, que habría cambios a fines del 2014. Ya han ocurrido algunos por crisis’’ de sus cercanos que no se vinculó, están en la corrupción, otros porque no compartieron opinión, como la ¿renuncia? de Jesús Rodríguez Almeida. Vamos a esperar si el mandatario frena la ambición de quienes integran lo que no es su partido.

Al tiempo.