¿Casualidad o complot? Desde el estreno de la película -que no documental- De Panzazo, codirigida por Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola, hace dos semanas, la acción política y sindical de Elba Esther Gordillo ha vuelto a estar en entredicho. No sólo por su papel en la desmejora de la calidad de los servicios que reciben los alumnos inscritos en las escuelas públicas del nivel básico, sino también por su permisividad en la postulación de candidatos en Nueva Alianza.

El cenit de estos días horribles ocurrió la semana pasada. En Foro TV, Leo Zuckermann dedicó un par de sesiones de Es la hora de Opinar -la mesa de debates que co-conduje junto con Javier Tello- a analizar las conductas de la Presidenta Vitalicia del SNTE, para lo cual convocó a especialistas educativos, politólogos y observadores sociales familiarizados con el tema.

El programa en el que participaron Denise Dresser y Juan Pardinas, justo hace una semana, no tiene desperdicio -de hecho, es posible verlo íntegro en el portal electrónico de ForoTV- y aunque las opiniones vertidas allí fueron inclementes con Gordillo Morales, no habían requerido respuesta suya o de sus corifeos ni del SNTE ni del partido del magisterio... salvo contadas excepciones. La más pintoresca de todas, del alcalde de Cosoleacaque, Veracruz, Cirilo Vázquez, quien de plano reconoció haber sacado calificaciones mediocres en la escuela - pasé de panzazo y vean dónde estoy , llegó a declarar- pero entender la política nacional. Y cómo no, siendo hijo de uno de los caciques más violentos de aquella entidad costera.

A principios de esta semana, entre las huestes elbistas circuló copia de una carta de Mónica Arriola Gordillo, hija menor de la lideresa magisterial y secretaria general de Nueva Alianza. Es una misiva de la familia, que cuenta con el respaldo de sus amigos y colaboradores cercanos, destinada a los opinadores de ForoTV y motivada por un comentario de la politóloga, en respuesta a una pregunta de Zuckermann.

¿Qué hacer con Elba Esther? , planteó el titular de Es la hora de Opinar.

Mi primer instinto, que yo creo es el de muchos que nos están viendo, es pensar... y me apena decirlo, pero sé que es un sentimiento compartido que se muera (Elba Esther Gordillo) en su siguiente cirugía plástica , respondió Dresser.

Tal vez su comentario sea instintivo, sin conciencia de la razón, sin recato, utilizando la indispensable libertad de expresión, pero termina emitiendo un juicio sumario con condena incluida. Condena de muerte , reprendió la hija de La Maestra, en la misiva, no creemos, señora Dresser, que el hecho de tratarse de una figura pública sea razón suficiente para violentar los más elementales principios de tolerancia y respeto a la dignidad humana. No nos parece justo, civilizado, democrático, que las diferencias de opinión y perspectiva política, por más radicales que parezcan, sean utilizadas para denigrar, injuriar, agraviar.

Cierto, su comentario fue ‘instintivo’, sin conciencia de la razón, sin recato ni pudor, utilizando la libertad de expresión para denigrar y enjuiciar no sólo a La Maestra Elba Esther, sino también para lastimar a sus hijas, nietos y familiares.

Si usted tiene o llega a tener hijos, ojalá que la amen entrañablemente y la admiren y respeten como lo hacemos nosotros con ella. Si alguna vez es objeto por cualquier motivo de la furia irracional o ataques de odio como los que hoy instiga hacia la nuestra, que sus hijos la defiendan con el mismo amor y solidaridad que el que nosotros le profesamos .

Mónica Arriola deja claro que la misiva no busca defender al SNTE o a Nueva Alianza; que las críticas y discrepancias de los expertos son muy bienvenidas , sino que se trata de una exigencia de respeto al buen nombre de la familia Gordillo.

Para nosotros -para mi familia y los amigos cercanos- la calidad moral de la madre, la abuela, la maestra, no está en tela de juicio. Es y seguirá siendo un ejemplo de esfuerzo, tenacidad y valor. Una mujer fuerte, luchadora, que ha enfrentado y vencido obstáculos en ambientes hostiles. Una madre y abuela cariñosa que ha sabido ganarse el cariño y respeto de una familia que no puede dejar pasar el insulto y la vulgaridad amparados en el ejercicio de la libertad de expresión. (Denise Dresser) Habla de un ‘sentimiento compartido’, sin embargo, desear la muerte en esos términos es exclusividad suya. Y es responsabilidad de quien la dice, de nadie más .

Zuckermann es el destinatario de la parte final de la misiva. Dejar que su programa se convierta en un espacio de ofensas, agresiones personales y deseos de muerte sin prueba, sin sustento, hará que el debate se convierta en arrebatos de rencores o resentimientos que en nada contribuyen a la democracia de nuestro país , le recrimina Arriola Gordillo.

Y a Pardinas de plano lo tilda de proferir insultos y sostener absurdos infundados. ¡Seriedad y profesionalismo, señor! , exige.

EFECTOS SECUNDARIOS

PRECISIÓN. A propósito de la denuncia hecha por el empresario culiacanense Eustaquio de Nicolás sobre el exabrupto presidencial en la reunión anual de los consejeros de Banamex, en este espacio dimos cuenta del nexo establecido por el ingeniero, mandamás de Grupo Homex, con Enrique Peña Nieto.

Compañeros de ambos en la Universidad Panamericana recuerdan que el candidato electo del PRI a la Presidencia no estudió en el IPADE y que ambos trabaron una sólida amistad mientras hacían sus estudios universitarios. 

[email protected]