Existe ansiedad entre los inversionistas por lo que dirá, o no, Ben Bernanke mañana en Jackson Hole (10:00 NYT), pero también inquietud respecto a la situación de España.

A una semana de una importante subasta de bonos y con una situación crítica en ciertas comunidades autónomas (Cataluña, Valencia), pareciera que no queda más alternativa que solicitar un rescate financiero.

No obstante, tras un encuentro con el presidente francés Francois Hollande y el Primer Ministro español Mariano Rajoy, anunció que dicha decisión se ha postergado.

En medio de una intensa agenda política europea, la estrategia del gobierno español parece ser la conformación de alianzas que le permita llegar a las negociaciones con "respaldo", como parece ser el caso de Francia.

Las cifras económicas en Estados Unidos tuvieron resultados mixtos, el gasto de los consumidores registró su alza más fuerte en 5 meses luego de avanzar 0.4% en julio, en línea con las expectativas del mercado, mientras que el ingreso aumentó 0.3% y terminó avanzando por tercer mes consecutivo.

La decepción estuvo en el sector laboral, las solicitudes de seguro por desempleo, en la semana que terminó el 25 de agosto, alcanzaron las 374,000 unidades, bajo el promedio de las últimas cuatro semanas (370,250).

Los indicadores de confianza en Europa continúan perdiendo terreno, el índice de confianza en la economía bajó desde 87.9 a 86.1 pts. en agosto, el tropiezo fue debido principalmente a un fuerte deterioro en la confianza en los sectores de construcción, comercio y servicios, mientras que el descenso en el sector industrial fue menor. Por otro lado, la tasa de desempleo en Alemania se mantuvo en 6.8% en agosto, en línea con las expectativas.

En Chile se publicó el índice de manufacturas, el que registró un modesto crecimiento anual de 0.6% en julio, decepcionando a los expertos que esperaban un alza de 1.8 por ciento.

Por otro lado, las ventas minoristas anotaron un incremento anual de 7.9% en julio, cifra que superó el 7.0% estimado y que se vio impulsada por la venta de bienes durables.

Los inversionistas parecen no estar dispuestos a tomar riesgos antes del discurso de Bernanke, lo que hizo que los principales índices bursátiles en Estados Unidos volvieran a cerrar a la baja, liderados por el tecnológico Nasdaq, que retrocedió 1.1%. El Dow Jones cedió 0.8% y el S&P 500 retrocedió 0.7%. Esta aversión al riesgo hizo que la tasa del bono del Tesoro americano a 10 años retrocediera 1.6% y se ubicó en 1.62 por ciento.

Las bolsas en América Latina se acoplaron al panorama internacional y terminaron la sesión con pérdidas. El Merval argentino tropezó 0.9%, el IPSA chileno cedió 0.8%, el Colcap colombiano perdió 0.5%, mientras que el Bovespa brasilero y el IGBVL peruano anotaron caídas en torno a 0.2%. El IPC mexicano cerró prácticamente plano (-0.06%).

Europa anotó resultados negativos, los que estuvieron encabezados por el Dax alemán (-1.6%) y el Ibex de Madrid (-1.5%). El Cac de París cedió 1.0%, la bolsa de Milán bajó 1.1% y el FTSE de Londres fue menos castigado y terminó retrocediendo 0.4 por ciento.

Con la excepción del Sensex indio, que ganó 0.3%, las plazas asiáticas cerraron a la baja. El Kospi coreano tropezó 1.2%, el Nikkei de Tokio perdió 0.9% y Taiwán cedió 0.3%. Shanghai terminó marginalmente a la baja (-0.03%).

* Canción de la banda argentina de rock La Renga, publicado en su disco Detonador de Sueños (2004).

[email protected]