En artículos anteriores hemos planteado la necesidad de todos los ciudadanos de conocer cuál es la postura de quienes aspiran a la Presidencia en los temas más importantes de la Responsabilidad Social, tomando en cuenta que los fundamentos de ésta se basan en la ética y el bien común.

Dentro de los tres grandes ámbitos de la Responsabilidad Social, ya hemos analizado los conceptos referentes a los temas sociales; corresponde ahora revisar más de cerca el ámbito medio-ambiental.

El papa Francisco, en su Encíclica “Laudato Si”, nos ofrece una visión no sólo desde la perspectiva geográfica y ecológica de la situación de nuestro planeta, sino que la aborda con un gran sentido humano de lo que él ha llamado nuestra “casa común”. El mundo en el que vivimos tiene innumerables recursos, pero éstos no son ilimitados, por el contrario, nos encontramos precisamente ante el enorme riesgo de perderlos en los próximos años si no tomamos acciones inmediatas para evitarlo.

El tema de la sustentabilidad, que no es otra cosa que satisfacer las necesidades de las generaciones actuales, sin poner en riesgo a las generaciones futuras, ha tomado un papel preponderante en la agenda de los grandes asuntos globales de los países más avanzados.

Frente a este panorama, ¿sabemos qué piensan cada uno de los candidatos a la Presidencia de México en temas de medio ambiente y sustentabilidad? Ahondemos un poco en algunos de los asuntos nacionales y mundiales más importantes.

Por ejemplo, estamos siendo testigos de algunos de los cambios que se han presentado como resultado de la Reforma Energética en nuestro país, es decir, podemos ver que las estaciones de servicio o gasolineras ya tienen diferentes colores y nuevos nombres; la iniciativa privada, nacional e internacional está participando con inversiones importantes en temas de energía. ¿Hemos analizado cuál es la postura de los candidatos frente a esta Reforma Energética?, ¿qué piensan de los temas del petróleo, los hidrocarburos, la electricidad?, ¿cómo piensan ampliar la infraestructura y mejorar la tecnología para prestar servicios de energía modernos y sostenibles?, ¿está en su programa de trabajo incrementar el porcentaje de la energía renovable en el conjunto de fuentes de energía?

El agua en nuestro país representa un gran reto. ¿Cómo piensan resolver los graves problemas de abastecimiento de agua potable que ya se están presentando en diversas ciudades y municipios?, ¿cómo se pretende prevenir la falta de agua en un futuro?.

No podría quedarse fuera de este análisis el relevante tema del cambio climático. ¿Está en su proyecto de país el adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y reducir sus efectos? ¿Cómo piensan reaccionar ante el clima y los desastres de origen natural que se están viviendo cada vez con mayor frecuencia en nuestro país?

Existen muchos otros temas en México relacionados con recursos renovables y no renovables, con nuestra infraestructura, con los servicios de recolección y tratamiento de basura, con los parques, bosques, lagos, mares y océanos, todo lo relacionado con la biodiversidad y los ecosistemas, etcétera.

Desde luego, no podemos dejar de lado el análisis de todos estos temas desde una perspectiva global, pues son sólo algunos de los asuntos relacionados con el medio ambiente que forman parte de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la Organización de las Naciones Unidas y que abordan los tres elementos del desarrollo sostenible: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente.

Por ello, quien pretenda la Presidencia de la República deberá aportar propuestas e ideas para ayudar a responder al impacto social, económico y medioambiental, generando mejores condiciones para el desarrollo del ser humano y de la sociedad, así como la toma de decisiones para lograr un planeta con recursos sustentables y energías más limpias.

*Catedrático de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

Twitter: @anahuac