La papa es el cuarto cultivo más importante del mundo después del arroz, el trigo y el maíz; en buena medida su importancia radica en que, además de ser un alimento nutritivo, su cultivo requiere menos tiempo y menos superficie agrícola que otros.

Una hectárea de papas puede rendir la misma cantidad de alimento que 2-4 hectáreas de granos, además de producir el doble de proteínas por hectárea que el trigo. El cultivo de la papa tarda hasta 3 meses en alcanzar su madurez fisiológica, mientras que el maíz y el trigo requieren cuando menos 4, en las mejores condiciones de temperatura y humedad.

La papa se cultiva como alimento en unos 100 países, en clima templado, subtropical y tropical. Actualmente, se cultivan papas en una superficie estimada de 195,000 kilómetros cuadrados y el volumen cosechado se aproxima a los 320 millones de toneladas.

A nivel mundial se está atravesando por una crisis ambiental, debido a los modelos productivos que no han tomado en cuenta al medio ambiente y están ocasionando el cambio climático; pueden provocar transformaciones en el entorno que tienen que enfrentar las generaciones futuras. Para frenar este deterioro hay que aprender a utilizar los recursos naturales de una manera más provechosa.

Es necesario impulsar modelos productivos sustentables a través de las cadenas productivas, administrando eficiente y racionalmente el proceso productivo del campo, buscando el bienestar de todos los involucrados, sin comprometer la calidad de vida de futuras generaciones.

Debido a la importancia de cultivos como la papa, la ONU proclamó el 2008 como el Año Internacional de la Papa, por ser un alimento de primera necesidad en la dieta de la población mundial, y por el papel que puede cumplir para proporcionar seguridad alimentaria, debido a que en las próximas dos décadas se estima que la población mundial crecerá en un promedio de 100 millones de personas al año y el número de personas que viven en extrema pobreza también aumenta rápidamente.

El día de mañana comentaremos los avances que México ha logrado en la producción de papa, los cuales la posicionan como un alimento con un alto potencial nutritivo, económicamente viable y competitivo para contribuir a la seguridad alimentaria.

*Luis Dionicio Espinoza Quintero es agente de FIRA en Los Mochis, Sinaloa. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]