El pasado lunes 20 de junio las redes sociales del portal de noticias enlapolitika.com divulgaron dos audios, como respaldo de un reporte al que titularon El departamento escondido de Angélica Rivera en Miami . Ambas, como probanza de que un departamento de un condominio ubicado en Crandon Boulevard, en Key Biscayne, Florida, está ocupado por la primera dama.

Los diálogos entre quien marca la misma persona, en ambos intentos y quienes responden al teléfono son elocuentes. La primera llamada, a trompicones: I have a package for miss Rivera , anuncia el primero en un inglés cerril. ¿Qué es lo que necesita? No puedo dar información , trata de cortar Tatiana, a quien le piden corroborar la dirección del lujoso condominio. ¿En el 304 o en el 404? , insiste. Déjelo en el concierge, yo lo recojo .

En el segundo intento, María contesta. Y cae en el engaño: Tengo un envío, lo voy a dejar en el lobby. Es un vino importado de Quebec, una cortesía. Pero le pido un favor, lo tiene que recoger rápidamente porque lo tiene que recoger y poner en el refrigerador a 4 grados... Tengo que es en el 304, ¿o es el 404? ¿En cuál se lo dejo? No, no no. Es el 404 , responde.

Habían pasado 24 horas de que la divulgación de este material y el editor de ese sitio web, Julio C. Roa, lamentó que los medios de la mafia del poder no hubieran hecho eco de esas revelaciones. Y también reclamó a la periodista Carmen Aristegui. ¿Por qué Aristegui Noticias no informa de la otra Casa Blanca de EPN? , se quejaba. Medios controlados .

Para romper ese supuesto cerco informativo, Roa ya no acudió al Miami Herald. Se asoció con José Luis Montenegro, quien a principios de marzo irrumpió en la escena periodística mexicana con la difusión de una entrevista realizada a Rosa Isela Guzmán Ortiz, presunta hija del recién recapturado el Chapo, en junio del 2015. La caída de Joaquín Guzmán Loera abrió la coyuntura para la publicación de ese material, en el periódico británico The Guardian.

Montenegro, en la Ciudad de México, y Roa, en Miami, son los autores de la investigación sobre la lujosa propiedad en Florida que ocuparía Rivera de Peña Nieto. La propiedad del inmueble de acuerdo con esa pesquisa es de una empresa que compite por contratos del gobierno peñista.

La Presidencia de la República, a través del vocero, Eduardo Sánchez, admitió que la primera dama tiene una propiedad en el edifico que refiere la nota (que habría adquirido hace 10 años), pero que no es el que citan los periodistas mexicanos. Lo demás son especulaciones dolosas de los autores del reporte. Al diario londinense reclamó por su falta de profesionalismo .

Además de los audios Roa exhibió un recibo sobre los impuestos ad valorem que generó un inmueble de ese condominio y que habrían sido pagados por Biscayne Ocean Holding LLC, de Ricardo Pierdant. El registro corresponde a Unit 304 Oto Inc., una entidad creada en el 2006 por Angélica Rivera, según los registros disponibles en Miami. La primera dama habría pagado 1.3 millones de dólares en efectivo por esa propiedad, de acuerdo con una ficha divulgada por Univision en noviembre del 2014.

Junto con su hermano Jorge, encabeza en México el corporativo Pierdant. En Estados Unidos, además, es socio de Deco Bike, una empresa especializada en renta de bicicletas en San Diego y Long Beach, California, además de Miami, Florida.

Roa había publicado una primera versión de su investigación sobre el condominio de la primera dama en Miami, en www.enlapolitika.com, un portal de noticias que en lo que va del año también ha revelado informaciones sobre el patrimonio inmobiliario de media docena de políticos y empresarios periodísticos. ¿Los señalados? Los gobernadores electos de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, y de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa; Óscar Mario Beteta, Alfonso de Angoitia y Emilio Azcárraga Jean.

En ese sitio en Internet originalmente fueron difundidos documentos sobre las adquisiciones inmobiliarias del tesorero único del gobierno de Chiapas, Sebastián Felipe Rodríguez Robles, y del diputado federal neoaliancista, Bernardo Quesada, en distintos condados de Miami. Ambas pesquisas fueron retomadas por El Nuevo Herald.

Aurora Pierdant, por el contrario, es la única que cumpliría con la condición de potencial contratista del gobierno federal. Socia directora de Wise Business Development, esta abogada emprendedora, egresada de la Ibero, fue directora general de asuntos jurídicos de la extinta SEMIP y, tras un breve paso por la dirección jurídica de la SEP, concluyó el sexenio zedillista en Diconsa, como consta en su CV oficial.

Entre el 2003 y 2011, para los gobiernos calderonistas. Primero, en Pemex Exploración y Producción. De su autoría serían los llamados contratos incentivados para los campos maduros de la Región Sur y del Norte, así como en el paleontocanal de Chicontepec.

El regreso del PRI a Los Pinos, en el 2012, llevó a la Iniciativa Privada, primero con PDN Business Consulting. Y simultáneamente, cabildeó a favor de la reforma constitucional que modificó el artículo 28 constitucional y de las leyes secundarias de la nueva reforma energética.

Entre los asociados al despacho de Pierdant están: la abogada Edna Ortiz, actual directora del área de comercialización en la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y Óscar Brauer Araujo, exfuncionario de ASA y actualmente asignado a Caminos y Puentes Federales.

[email protected]