Es una innegable realidad que las noticias y los aconteceres cotidianos del planeta generan interés por parte de las audiencias. Mientras más cercanos a nuestra realidad, el contenido se vuelve más relevante, más urgente y por ende más codiciado por las audiencias. Es así que los ratings de los noticieros más importantes en los horarios prime cuando hay aconteceres de gran interés suelen tener ratings muy superiores a épocas en las que la noticia es poco relevante o intrascendente. Pero, qué pasa cuando después de una larga temporada de noticias de gran interés, viene una época de sequía de contenido noticioso.

Eventos como elecciones, catástrofes naturales, accidentes aparatosos, guerras, escandalosos descalabros financieros y demás generan contenido que llama la atención de las audiencias. Y el periodismo veraz, confiable, puntual e incluso con un toque crítico, resulta sumamente atractivo pero al mismo tiempo tremendamente sensible a la temporalidad de las mismas.

Hace unos días el diario Financial Times publicó una interesante nota con respecto al ecosistema de los principales noticieros estadounidenses en el ultimo trimestre.

De acuerdo con la nota, la relativa calma que se vive en la Casa Blanca bajo la presidencia de Biden y el control sobre la pandemia ha generado un serio desabasto de interés en las noticias. Los ratings de CNN y MSNBC han caído más del 50% (según datos de Nielsen) en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo en 2020, en el  cual se obtuvieron récords de audiencias derivado de las elecciones presidenciales, las protestas raciales, el terror de la pandemia etc.

Independientemente de estos factores como causales de esta disminución en audiencias para los grandes noticieros transmitidos por televisión, una de las grandes interrogantes sigue siendo si otras variables independientes a la “nota” continúan afectando la disminución de audiencia en los noticieros. Sin lugar a dudas, la proliferación de medios electrónicos ha robado audiencia a las pantallas en horarios estelares. Pero el papel que los noticieros en vivo y al aire desempeñan sigue y seguirá siendo necesario.

Sin embargo, lo cierto es que la infraestructura necesaria para mantener empresas de noticias a nivel mundial requiere de audiencias capaces de soportar ingresos publicitarios que permitan su desarrollo. Depender únicamente de noticias escandalosas o altamente populares no es sostenible a largo plazo.

Dia de Muertos

En esta temporada en que celebramos Día de Muertos no se pierda Catalina la Catrina por los canales de blim tv. Divertida y animada para toda la familia.

aaja@marielle.com

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor