Elba Esther cumple 70 años. Por segundo ocasión consecutiva, celebra su onomástico en la torre médica del reclusorio de Tepepan, pero esta vez, bajo formal prisión, tras ser consignada como probable responsable de los delitos de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

A partir de su ingreso a la cárcel, la ex presidenta nacional del SNTE trató infructuosamente de invalidar las pruebas reunidas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda -que encabezaba entonces Alberto Bazbaz- y sustentadas por el entonces subprocurador, Alfredo Castillo, ante el juez Alejandro Caballero Vértiz.

La maestra alegó su inocencia. Primero, trató de desacreditar a los agentes judiciales que integraron la averiguación previa 16/2013 y sustentaron la causa 11/2013 ante el juzgado sexto de procesos penales. Luego, quiso acreditar la prescripción del delito y el incumplimiento de los requisitos de procedibilidad por parte de la PGR. Pero la información reunida por dos de los funcionarios judiciales más cercanos a los Pinos y entregada a la Secretaría de Hacienda, no dejaba espacio a la suspicacia: un equipo de contadores del SNTE desvió al menos 2,496 millones de pesos, gastados por Gordillo. La triangulación del dinero tuvo el propósito de ocultar que esos fondos provenían de las cuotas sindicales y su destino final.

Por razones más personales que políticas, La Maestra tuvo que maquillar muchos pasajes de su biografía. Nacida en Comitán, su padre pertenecía a una familia originaria de Guatemala y su madre fue la hija consentida de uno de los caciques más poderosos de aquella región de Chiapas. Por conflictos familiares fueron forzados a salir del barrio de La Pila y construir su propia historia.

Por necesidad, más que por vocación, Gordillo Morales realizó tareas de alfabetización en las comunidades de Los Altos y se convirtió en maestra rural. Allí fue donde conoció a Edgar Robledo Santiago -del magisterio chiapaneco a mediados de la década de los 60 y posteriormente, director del ISSSTE- quien fue su primer mentor, en las lides políticas. Casada con Arturo Montelongo, terminó su formación docente en el Instituto Nacional para la Capacitación del Magisterio. Nunca fue alumna de la Escuela Normal de Maestros y tampoco realizó tareas de investigación docente.

Los 43 años que pasó en el SNTE (ingresó en 1970, agremiada a la sección 36 del valle de México y perdió su membresía hace dos años, al ser encarcelada) estuvieron dedicados primariamente a la organización de un ejército magisterial -desplegado en decenas de contiendas electorales- y a la construcción de una sólida maquinaria financiera, que sucesivamente operaron sus más cercanos, entre quienes se cuentan su segundo esposo, Francisco Arriola, Rafael Ochoa Guzmán, Humberto Dávila Esquivel, Sanjuana Martínez Cerda, Francisco Yáñez y Juan Díaz de la Torre.

Otros fueron los estrategas de la trama financiera que alimentó la estructura de poder de La Maestra: Tomás Ruiz, Benjamín González Roaro y en las últimas épocas, Pedro Vásquez-Colmenares, quienes además ocuparon altos cargos en eI ISSSTE, organismo que junto con la Lotería Nacional formaba parte de la cuota pagada por los gobiernos panistas a la lideresa magisterial.

La defensa de Gordillo y sus coacusados recayó inicialmente en el abogado postulante Arturo Germán Rangel, pero después su familia se vio forzada a contratar al litigante Marco Antonio Del Toro. Después de 18 meses y un torrente de recursos, quejas y trámites, el juez cuarto de distrito de amparo en materia penal, Francisco Javier Sarabia Ascencio, concedió -el 24 de septiembre- un amparo para efectos, pero sorpresivamente la defensa de La Maestra acudió al V Tribunal Unitario para promover un recurso de revisión adhersiva .

La justicia federal nunca concedió el amparo, pero el hecho determinante fue la decisión tomada por los ministros de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de no proceder al ejercicio de la facultad de atracción. Del Toro, abogado principal de Gordillo Morales, ha presentado una solicitud formal para que la ex lideresa sea trasladada a su domicilio, ante el preocupante deterioro de su estado de salud.

Por lo pronto, La Maestra deberá comparecer el próximo viernes 13, cuando deberá desahogarse la audiencia dentro del juicio de amparo promovido por Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, ex cajera del SNTE, actualmente interna en el Cefereso de El Rincón, en Nayarit.

EFECTOS SECUNDARIOS

BANCADA MADERISTA. El domingo 15 de febrero, en las urnas, los panistas del DF definirán el orden en las listas de los candidatos a la Cámara de Diputados y a la ALDF. Los grupos más fuertes tienen los votos suficientes para que sus propuestas ocupen lugares preponderantes en la lista de plurinominales para la cuarta circunscripción: Santiago Torreblanca, colaborador cercano de Jorge Romero, el jefe delegacional con licencia de Benito Juárez, quien irá en el primer lugar de la lista a la ALDF; Olivia Garza, asambleísta impulsada por Federico Döring, y Miguel Rodarte, principal operador de Santiago Creel, podrían incorporarse a la bancada maderista.