En las primeras horas, el rescate de las víctimas se impuso como la prioridad, ante el colapso en el basamento del edificio B, en la sede central de Petróleos Mexicanos. Al cierre de la jornada, cuando la esperanza de hallar sobrevivientes era mínima, fueron trazadas las directrices de comunicación.

No manejar el término explosión , determinaron los estrategas de comunicación de Los Pinos. A punto de iniciar la última jornada laboral de la semana, antes del feriado por el Día de la Constitución, y era necesario eliminar cualquier confusión.

Blast. Explosion. Ambos términos -que pueden traducirse como estallido o detonación, además de su acepción literal- fueron utilizados por la totalidad de los despachos de las agencias informativas internacionales y los diarios de Estados Unidos e Inglaterra que reportaron lo sucedido.

En México, las líneas de comunicación del gobierno permearon a la mayoría de los medios de información, aunque tarde. Los rumores habían circulado profusamente en redes sociales y trasminaron a medios tradicionales, incluso a los más influyentes. 

Las dudas originales -¿accidente o atentado?-, nunca se disiparon completamente. Por el contrario, se expandieron cuando el viernes corrieron rumores sobre la censura que habrían experimentado los familiares y compañeros de la mayoría de las víctimas que habría provisto la información que los voceros de la paraestatal nunca quisieron proporcionar.

Ese fenómeno de tweets desaparecidos y recuperados por los usuarios de esa plataforma de micromensajes es poco usual. Pero ocurrió esta vez y evidenció la capacidad de los oficiales gubernamentales para reaccionar... en las redes sociales. 

Por unas horas, Paulina Jecsán Rico Patiño se convirtió en poderosa informante... aunque su historia podría convertirse dentro de poco tiempo en un ejemplo de los montajes mediáticos. Saltillense de origen, empleada de Pemex (versiones indicaban que era extrabajadora) se dio el lujo de corregir los partes informativos oficiales y a los medios que los reprodujeron.

La explosión reveló una vez más que cuando hay una falta de transparencia, el vacío (informativo) tiende a ser llenado con horrores imaginarios , resumió el despacho consignado por los corresponsales de The New York Times, quienes además consultaron a Jimmie C. Oxley, profesor de Química, sobre las causas probables de lo que hasta ahora se considera un calamitoso accidente industrial . 

Ni el road de medios por el lugar de la conflagración ni las apariciones del Ejecutivo federal durante el fin de semana amainaron los rumores en las redes sociales.

La evidencia fotográfica disponible hasta el momento fue poco útil al también experto en explosivos de la Universidad de Rhode Island. Si se tratara de una acción criminal, aventuró, tendría que haberse empleado un coche-bomba, resulta sumamente improbable que una persona traslade explosivos hasta el sótano del edificio B. 

Sin evidencias de un ataque deliberado en contra de Pemex, la mayoría de los medios nacionales y extranjeros dio por válida la hipótesis dominante: la explosión se trató de un calamitoso accidente industrial , como calificó Los Ángeles Times.

El consenso entre la prensa extranjera versaba sobre el timing de esta tragedia, que además de un doloroso saldo de muertos y lesionados, impactará los planes del gobierno peñista sobre Pemex. Y es que apenas había empezado la campaña -orquestada por el director de la paraestatal, Emilio Lozoya- para limpiarla de contratos ilegales y funcionarios corruptos.   

Muy rápido pasará a segundo plano aquella historia que involucra al empresario Jaime Camil como gestor de contratos irregulares para Siemens en los sexenios panistas. Penosamente, ahora emergerán las historias sobre la falta de seguridad y el mantenimiento defectuoso en instalaciones que resultan de importancia estratégica para la nación, además de los accidentes fatales y los incidentes de sabotajes deliberados... que también son recientes y que convenientemente han quedado en el olvido para las autoridades federales.

Y las dudas sobre la capacidad de la directiva del gigante petrolero para proteger, operar e inspeccionar sus instalaciones se agravan ante los rumores que corren actualmente sobre el relevo del poderoso secretario general del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, quien dejaría ese cargo por motivos de salud.  

Paradojas de los nuevos tiempos políticos. La primera crisis de comunicación del gobierno peñista amainó, en buena medida, por la intervención del jefe del gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien descartó un bombazo.

Si fue una bomba o fue una explosión. No importa qué pasó, fue en la sede central de la empresa. Hay una demanda genuina porque sea dicha la verdad.

EFECTOS SECUNDARIOS 

VIRAJE. En suspenso la reforma energética, por los acontecimientos recientes, se impone la necesidad de cambiar la agenda... Es por eso que el líder del PRI en el Senador de la República, Emilio Gamboa, se ha pronunciado en favor de la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de impulsar una reforma migratoria. Representa una acción de dignidad y justicia para millones de mexicanos que radican en aquel país y anunció que los senadores priístas coadyuvarán para brindar las herramientas necesarias que faciliten cumplir con los requisitos que deberán reunir nuestros connacionales , sentenció.