Superada la última milla y confirmados los planes que traerían inversiones por 6,000 millones de dólares, las Zonas Económicas Especiales (ZEE) comenzarán a funcionar dentro de un mes. La primera será el Corredor Transístmico, que conectará a las terminales marítimas de Veracruz, Pajaritos y Salinas Cruz. Hace una semana, el titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, Gerardo Gutiérrez Candiani, confirmó esa versión a diputados federales.

Incubado en la Secretaría de Hacienda, este programa pasó por los escritorios de los entonces titulares del Bancomext, Enrique de la Madrid Cordero, y de Banobras, Abraham Zamora, quienes desde sus actuales trincheras verán los frutos de uno de los proyectos más innovadores de la administración peñista.

El análisis preliminar de las ZEE fue presentado al entonces secretario Luis Videgaray por técnicos de la Unidad de Productividad Económica de la SHCP, quienes las concibieron como un nuevo escalón en las políticas de combate a la pobreza, a partir de medidas de largo plazo que generen riqueza y empleos de mayor calidad y productividad en regiones con importantes rezagos sociales.

Una vez nombrado director general de Banobras en enero del 2015, Zamora Torres recibió el encargo presidencial de instrumentar el marco legal e institucional para el lanzamiento de las primeras ZEE. Y en septiembre del año pasado, Gutiérrez Candiani tomó la estafeta, luego de una serie de conversaciones con el primer mandatario quien le insistió en que se integrara a la administración pública, tras su exitoso paso por la Coparmex y el CCE y un acuerdo ejecutivo con Luis Videgaray, a mediados del año pasado.

Desde entonces trabaja a marchas forzadas para detonar las inversiones privadas en los 10 estados comprendidos en el decreto presidencial. Hay casos, como el Corredor Transístmico, que obtuvo el respaldo unánime de la Legislatura local y de inmediato procedió la donación de las Salinas del Marqués, mientras que en Coatzacoalcos funcionarían dos parques agroindustriales y habrá una reconvención del puerto de Pajaritos con una inversión de 1,500 millones de pesos y trabajos de dragado en Salina Cruz, a los que seguirá la modernización del sistema de ductos que corre entre ese puerto y Ciudad Ixtepec.

Más que la regularización de terrenos ya sea por donaciones o por compra o la firma de las cartas de intención, la incertidumbre jurídica y el clima de inseguridad representan los mayores obstáculos para el desarrollo de las ZEE. El presupuesto 2017 tiene etiquetados 2,000 millones de pesos para proyectos carreteros y la ampliación de las vías férreas.

La nueva terminal de hidrocarburos de Puerto Chiapas convertirá a México en un centro logístico de clase mundial y el corredor energético Chiapas-Campeche permitirá la maximización de los puertos de Dos Bocas, Frontera y La Ceiba, además del rescate económico de una microrregión vapuleada por el derrumbe de la actividad petrolera.

Los planes para edificar un recinto fiscalizado estratégico en Lázaro Cárdenas que quedaría concesionado al gobierno de Michoacán avanzan sin pausa, tras que se destrabara el conflicto por las 710 hectáreas de la Isla de la Palma. Y los parques eólicos en el litoral de Oaxaca y Chiapas, además de las zonas de nicho en Hidalgo, Puebla y Yucatán, son igualmente relevantes.

EFECTOS SECUNDARIOS

COMPLEMENTOS. El megagasolinazo ha puesto al descubierto las grandes recaudaciones a través de una doble tributación. Para calcular el precio de venta de los combustibles explicaron las autoridades federales toma en cuenta los costos de traslado y distribución, además del IVA e IEPS; la recaudación por este último concepto del IEPS en el 2016 ascendió a 277,263 millones pesos, lo que representó un aumento de 22.5% adicional a lo que se recaudó en el 2015. Un caso similar es la recaudación por concepto de IEPS a las bebidas saborizadas, que mostraron un incremento de 6.5% con respecto al 2015 y que se traduce en un monto de 23,348 millones de pesos, ingresados a las arcas públicas. Cabe mencionar que desde la entrada en vigor en el 2014 del IEPS a refrescos, se han recaudado más de 63,000 millones de pesos, sin contar lo recaudado por IVA, ya que como también pasa con la gasolina, a las bebidas azucaradas se les añade una carga fiscal de IVA + IEPS que representan 30% de su precio final. Otras categorías que también tienen doble tributación son el tabaco, las bebidas alcohólicas y los plaguicidas.

NOMBRAMIENTOS. Enfilados al último bimestre del periodo ordinario de sesiones, en el Congreso de la Unión deberán resolverse un cúmulo de nombramientos pendientes para cargos relevantes. En marcha están los procesos para seleccionar al nuevo fiscal anticorrupción y a tres consejeros electorales. Y en ciernes, los nombramientos de un integrante del pleno del IFT y del nuevo integrante de la Junta de Gobierno del Inegi, tras de la salida de Félix Vélez. En el Senado ya tienen listo el proceso que permitiría entrevistar a la candidata del Ejecutivo federal, que saldría de la Sedesol y estaría protegida por la subsecretaria Vanessa Rubio. ¿Sus iniciales? Paloma Merodio... quien estuvo en el ojo del huracán a mediados del año pasado por la medición de la pobreza. Menos polémico es el nombramiento de Jaime Rochín como titular de la Comisión de Atención a Víctimas.