Durante el primer semestre, el país asiático creció 6.3%

China publicó recientemente los datos macroeconómicos del primer semestre del año, los cuales muestran la tendencia de estabilidad y progreso en el desarrollo de alta calidad. El desempeño económico fue estable y destacan ocho aspectos:

1. La economía mantuvo estabilidad en general. El desempeño económico de China se ha mantenido en un margen razonable por varios años consecutivos y en la primera mitad del 2019, el PIB se incrementó 6.3% interanualmente.

2. Fueron estables el empleo y la inflación. El país creó 7.37 millones de nuevos empleos urbanos en el primer semestre, completando 67% de la meta para todo el año. Mientras el índice de precios al consumidor y el de precios al productor subieron moderadamente en 2.2 y 0.3% interanual, respectivamente.

3. Se perfeccionó la estructura económica. El sector servicios logró un crecimiento estable, y la manufactura de alta tecnología y las industrias emergentes estratégicas aumentaron notablemente su velocidad de crecimiento.

4. Se impulsó la reducción de impuestos y tarifas. De enero a mayo, China redujo 816,700 millones yuanes en impuestos. En los primeros seis meses, las tarifas pagadas al seguro básico de vejez, al de desempleo y al de accidentes laborales por parte de empleados de las empresas fueron 128,000 millones de yuanes menos.

5. Las mejoras en el entorno de negocios activó la vitalidad del mercado. De enero a mayo, se registraron 2.86 millones de empresas nuevas y el número de negocios individuales creció en más de 20 por ciento. A medida que se aplican las reformas administrativas, ha mejorado continuamente el ambiente de negocios.

6. El consumo sirvió como el principal motor para el crecimiento económico. Contribuyó con más de 60% al crecimiento económico y las ventas minoristas aumentaron 8.4% interanualmente. El consumo tiene mayor capacidad de promover la economía nacional.

7. Se reforzó el desarrollo impulsado por la innovación. Se incrementó la inversión en la innovación, creció considerablemente el número de solicitudes de patentes, y se intensificó el apoyo a la investigación básica para mejorar los puntos débiles en las bases científica y tecnológica importantes. Se puso en marcha la construcción de la infraestructura emergente como la 5G y se aceleró la transformación y optimización industrial.

8. Se proporcionó más apoyo financiero a campos prioritarios y eslabones débiles. Se concedieron 1.32 billones de yuanes en nuevos préstamos a las empresas privadas. La cantidad de préstamos para las micro y pequeñas empresas concedidos por los cinco bancos de propiedad nacional creció en 23.7% con respecto al principio del año.

A través de estos datos, se percibe inalterada la tendencia de progreso, al mismo tiempo que se mantiene la estabilidad de la economía china, así como su papel de “estabilizador” e “impulsor” para la economía mundial.

China tiene la resiliencia y la resistencia para lograr un desarrollo estable y sostenible de su economía. Llevará a cabo la cooperación internacional y de beneficio mutuo, y hará esfuerzos incansables para defender la globalización económica y el sistema de comercio multilateral y desarrollar una economía mundial abierta.

*Embajador de China en México.