¿Acuánto asciende la evasión fiscal en México? Nadie sabe a ciencia cierta, pero, en opinión de muchos conocedores, es muy elevada.

Profundizando en la materia, no tiene mucho sentido hablar de evasión fiscal en general, sino hacer el análisis por gravamen, y, en el caso de los impuestos locales, por entidad federativa.

Las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en México, informa la consultoría KPMG, son competitivas con las que se aplican en el exterior, pero la recaudación por concepto de este impuesto es relativamente baja. En términos técnicos, la explicación de ese resultado es porque la base tributaria es estrecha. En lenguaje llano, esto quiere decir que la evasión de ese gravamen es muy difundida: muchos causantes logran zafarse de pagar ese impuesto, llamado ISR.

La recaudación por el ISR es reducida, pero la solución no consiste -como seguramente algunos lo sugerirían- en incrementar las tasas. ¿Por qué? Una primera razón es que las tasas que se aplican a ese gravamen son elevadas en México: 30% para las personas físicas en el nivel más alto, a lo que cabe agregar que la progresividad de esos niveles es muy rápida. Otra razón es que una elevación de esas tasas exacerbaría los incentivos a la evasión y además sería enormemente inequitativa. Tal vez la razón más poderosa es esta última, pues no tiene mucho sentido castigar todavía más a los causantes que sí cumplen.

Otra línea de análisis proviene de que el ISR tiene efectos inhibitorios sobre el ahorro y la inversión productiva. En suma, una razón más para no elevar las tasas de ese gravamen. Para evitar esos efectos inhibitorios sobre el ahorro y la inversión, la tendencia más reciente en el mundo es tratar de gravar con mayor rigor el consumo y el gasto. El problema recaudatorio se exacerba porque en México la evasión contra el IVA es también muy alta.

La solución a cómo elevar la recaudación del ISR es muy compleja porque en todos los casos tiene que ver con el combate a la evasión. ¿Quiénes son los evasores fiscales? ¿Cómo hacen para salirse con la suya y no cumplir con sus obligaciones tributarias? Una de las complicaciones tiene que ver, como lo reporta la consultoría KPMG, con el fenómeno de la informalidad, que se encuentra en auge en nuestro país.

El colmo es que algunas autoridades locales hasta apoyan y fomentan la economía informal. El caso más notable es el Gobierno del Distrito Federal.

[email protected]