A pesar de los apoyos masivos que se han inyectado a la economía, las solicitudes de apoyo por desempleo se volvieron a incrementar por segunda semana consecutiva al ubicarse en 1.43 millones

Se termina el mes de julio de este año que ha sido muy largo y complicado, con un rosario de datos que muestran en blanco y negro, el impacto devastador que ha tenido la pandemia y el confinamiento de la economía mundial en su Producto Interno Bruto.

De acuerdo con el Departamento de Comercio de la economía más grande del mundo, el PIB del segundo trimestre de Estados Unidos se contrajo 9.5% con respecto al primer trimestre, una caída equivalente al 32.9% en términos anualizados, lo que representa la caída trimestral más aguda desde 1947.

Como saben, esta es la primera lectura de tres que emitirá el Departamento de Comercio de Estados Unidos, por lo cual habrá que estar muy pendientes de los siguientes datos que se publiquen, pero por lo pronto, y ante un resurgimiento de los contagios del Covid-19, la probabilidad de ver una recuperación de la economía en V, cada vez se hace menos probable.

Por lo pronto, el dato sobre gasto personal, el cual representa un tercio del PIB tuvo una fuerte caída equivalente al 34.6% anualizado, la peor desde que se tiene registro.

Por su parte y a pesar de los apoyos masivos que se han inyectado a la economía, las solicitudes de apoyo por desempleo se volvieron a incrementar por segunda semana consecutiva al ubicarse en 1.43 millones, y si bien es cierto que la reapertura de su economía le ha devuelto el empleo a 7.5 millones de norteamericanos entre mayo y junio, aún falta por recuperar alrededor de 14.5 millones de empleos que se han perdido desde el pico previo a la pandemia, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Para aderezar el tema, muchos de los programas de apoyo otorgados por el gobierno federal terminaron justo en el mes de julio, por lo que ya se discute un paquete de apoyos adicionales en el Congreso buscando rescatar el empleo y la economía, sin que aún se lograran acuerdos a finales de la semana pasada.

Sin embargo, es importante destacar que el gasto federal aumento 17.4% en el periodo, el más alto desde 1967, que considera tres paquetes fiscales que suman cerca de 3 trillones de dólares, lo que equivale a 15.7% del PIB real de 2019, pudiendo llegar a superar los 4 trillones si se aprueba el paquete de apoyo adicional que comentamos. Durante la crisis de 2009 los estímulos fiscales fueron equivalentes a 4.9% del PIB.

En contraste y como dato preocupante, la deuda pública como porcentaje del PIB en el primer trimestre de este año paso del 79.98 al 94.70% con datos preliminares a julio, mientras que la relación Deuda total/PIB es ya de 136.51%, lo cual explica la decisión de Fitch para rebajar la perspectiva para la calificación “AAA” de Estados Unidos a “negativo” desde “estable”, citando una erosión de la fortaleza crediticia, incluido un creciente déficit para financiar estímulos y así combatir las consecuencias de la pandemia.

A pesar de lo anterior, la Reserva Federal ha dejado en claro que hará todo lo que tenga que hacer para reactivar la economía y por tal razón, Jerome Powell, declaro la semana pasada que las medidas que ha emprendido el banco central estadounidense para limitar los efectos de la pandemia de coronavirus sobre la economía se mantendrán por mucho tiempo, lo que implica una política monetaria laxa e inyecciones de liquidez a los mercados; sin embargo, en algún momento se tendrá que pagar el enorme endeudamiento que ha generado la crisis actual.

Por su parte, el PIB de la Eurozona se contrajo 12.1% en el segundo trimestre de año, equivalente a una reducción anual del 40.3%, mostrando el peor desempeño desde que se iniciara su registro en 1995, mientras que en México la contracción anual del segundo trimestre fue del 18.9%, la mayor caída en la historia de nuestro país.

Nadie en el planeta ha quedado exento del efecto devastador de la pandemia y aún enfrentamos un panorama incierto y prolongado para retomar la senda del crecimiento, lo cual se traduce en volatilidad en los mercados.

¡No dejen de tomar coberturas!

www.gamaa.com.mx

aga@gamaa.com.mx