Arranca febrero y dentro del PAN como en otros ámbitos partidistas hay versiones sobre la presunta infalibilidad de un triunfo de Andrés Manuel López Obrador en los comicios presidenciales del 2018. El complicado panorama económico, el extendido ánimo antisistema y los constantes yerros de la administración peñista abonan a los escenarios catastrofistas.

Entre esa anticipada aceptación de una derrota moral y su destino histórico, medio millar de militantes distinguidos del blanquiazul han formulado un enérgico llamado al CEN partidista, que encabeza Ricardo Anaya, a los líderes estatales y a los aspirantes a la candidatura presidencial léase el jefe nacional del partido, el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y la ex primera dama, Margarita Zavala para la construcción inmediata de un gran acuerdo que permita al PAN ofrecerle a México un rumbo claro, una opción viable y responsable y candidatos con capacidad para unificarnos y encabezar un programa de profunda reconstrucción nacional .

La definición del candidato presidencial, sin duda. Pero en el 2018 indica la misiva estarán en disputa nueve gubernaturas la jefatura de la CDMX, Jalisco y Guanajuato, entre ellas , 128 escaños del Senado, 500 curules de San Lázaro, 949 diputaciones locales, 1597 ayuntamientos y 16 alcaldías en la capital de la República.

Por ello resulta fundamental que revisemos la competitividad de nuestros cuadros en todos los niveles y salgamos a la brevedad a las calles con aspirantes definidos y una sola bandera: la de México , insisten los abajofirmantes de este llamado, entre quienes destacan. Salvador Abascal Carranza, Xavier Antonio Abreu Sierra, María Elena Álvarez Bernal, María Eugenia Campos Galván, Alberto Cárdenas Jiménez, Cuauhtémoc Cardona Benavides, Rebeca Clouthier Carrillo y Ernesto Javier Cordero Arroyo.

En la coyuntura actual, sostienen, el PAN debe asumir su posición de liderazgo y convertirse en el referente del nuevo rumbo que debe tomar el país , en vez de distraerse en los conflictos internos y la disputa por las candidaturas. El mecanismo para dirimir esas diferencias y consensuar una ruta crítica consideran es una mesa en la que se construya dicho acuerdo, se privilegie el bien del país por sobre los propósitos particulares y se perlen las decisiones que apremian este mismo semestre, incluso antes del inicio de las campañas de este año .

La carta entrevera las firmas de neopanistas y de militantes de viejo cuño, como Eufrosina Cruz Mendoza, Adriana Díaz Lizama, Abelardo Escobar Prieto, Jesús Galván Muñoz, Rolando García Alonso, Arturo García Portillo, Patricia Garduño Morales, Manuel Gómez Morín, Alejandro González Alcocer, Alejandro Higuera Osuna, Lucio Galileo Lastra Marín, Jorge Luis Lavalle Mauri, Francisco Salvador López Brito, Isidro López Villarreal y José Luis Luege Tamargo.

La propuesta también está aderezada de una autocrítica: El tiempo y la energía que usamos para las discusiones internas y para resolver nuestras diferencias nos apartan del objetivo central que debe guiar nuestra acción: ser instrumento ciudadano para construir un mejor país. En ese orden de ideas, hemos sido testigos de las dificultades y tensiones que se han generado por habernos tardado demasiado en la definición de las candidaturas del 2017. Los propios acuerdos que ha tomado nuestra dirigencia nacional ponen en evidencia que el padrón interno no es la herramienta adecuada para tomar las decisiones. Eso tendrá que resolverse en los próximos años, pero las definiciones rumbo al 2018 no deben esperar más .

La misiva también fue suscrita por Rafael Alejandro Micalco Méndez, Juan Carlos Mondragón, Rafael Morgan Ríos, Juan Carlos Núñez Armas, José Guadalupe Osuna Millán, María Elena Pérez de Tejada Romero, Humberto Rice García, José Guadalupe Tarcisio Rodríguez Martínez, Gabriela Ruiz Del Rincón, Guillermo Tamborrel Suárez, Miguel Ángel Toscano Velasco, Carlos Alberto Valenzuela Cabrales, Rosendo Villareal Dávila y Jorge Zermeño Infante.

Mientras en el PAN preparan sus definiciones, otros alineamientos que tienen la mira puesta en el 2018 también activan su agenda. El próximo sábado 4, al mediodía, en un centro cultural cercano al Centro Médico concurrirán activistas sociales y líderes de la llamada izquierda social para formular un llamado por México.

Y es que el Centenario de la promulgación de la Carta Magna servirá como plataforma de lanzamiento de la iniciativa #5F17 que buscará levantar al menos 120,000 firmas para que se reconozca el derecho ciudadano de convocar un proceso constituyente. Actualmente, la única forma de cambiar la Constitución actual es con el voto de dos terceras partes de la Cámara de diputados, o sea 332 diputados.

Esta iniciativa conjuga a Cuauhtémoc Cárdenas, Clara Jusidman, Alejandro Encinas, Lol Kin Castañeda, Juan Villoro, Sophie Alexander Katz, Javier Sicilia y Pedro Kumamoto, entre muchos.

En otros ámbitos, este sábado 4, desde muy temprano, serán repartidas banderas, pulseras y calcomanías con la leyenda Estamos Unidos Mexicanos por un grupo de ciudadanos que públicamente expresará su orgullo de ser mexicano y su respaldo al presidente Enrique Peña Nieto. ¡Órale!

alberto.aguirre@outlook.com