Justo hace dos meses, PiSA celebró el 72 aniversario de su fundación con más de 18,000 empleados al servicio de seis divisiones distintas y un expansivo crecimiento con tasas anuales de dos dígitos que ha generado interpretaciones de toda índole en la industria.

Entonces, el Consejo Nacional de Salubridad certificó 10 clínicas que ofrecen el servicio de hemodiálisis de su filial, SANEFRO, como Unidades de Establecimientos de Atención Médica, con lo que crecerá a 25 su lista de locales de este tipo habilitados en una decena de entidades de la República Mexicana, a las que podrán acceder hasta 5,000 pacientes este año.

Casi al mismo tiempo, en Puebla emergían denuncias formuladas por familiares de derechohabientes del IMSS ante el delegado de esa institución, Enrique Doger Guerrero. Así quedaron documentados los casos de los centros hospitalarios de San Alejandro y La Margarita, en los que de acuerdo con los manifestantes, presuntamente habrían fallecido pacientes por el uso de fármacos y tratamientos de hemodiálisis proporcionados por Laboratorios PiSA.

A finales del 2015, a través de una licitación pública, la firma jalisciense obtuvo el contrato. Pero los familiares de los pacientes que requieren de hemodiálisis la mayoría diagnosticados con diabetes o alguna variante de hepatitis han insistido en el relevo del proveedor del servicio. El año pasado, en los centros hospitalarios del IMSS en Puebla fueron atendidos 491 pacientes prevalentes, de los cuales tres cuartas partes recibieron el tratamiento en la Angelópolis.

Las autoridades decidieron que volverían a convocar para la subrogación de esos servicios.

¿Ataques sin sustento? Las críticas fueron avivadas por las empresas que perdieron la licitación, refieren directivos de la farmacéutica. Es el costo de la transformación, acotaron, aunque los registros sobre las infecciones sufridas por los derechohabientes tratados con su método son reales. Falta por determinarse si se trató de pacientes inmunodeprimidos, de asepsia insuficiente en las unidades médicas del IMSS o de falta de adaptación al modelo.

En el primer año de tratamiento pueden fallecer hasta 30% de los pacientes atendidos , según los operadores de este tipo de servicios de diálisis peritoneal. En el 2015, al menos 24 personas fallecieron y más de 141 pacientes sufrieron complicaciones, tras la administración del tratamiento suministrado por la Droguería PiSA de Guatemala filial de la firma jalisciense en aquella nación centroamericana al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, tras la adjudicación de un contrato de casi 15 millones de dólares, en diciembre del 2014.

Hace tres semanas, la coordinación de abastecimiento y equipamiento de la delegación del IMSS en Puebla convocó a la licitación pública mixta nacional LA-019GYR006-E109-2017 para la contratación del servicio integral de diálisis peritoneal automatizada a cerca de medio millar de pacientes prevalentes (con entrega domiciliaria). El 31 de marzo, después de cuatro cancelaciones consecutivas, se llevó a cabo la junta de aclaraciones.

Actualmente, en el mercado existen tres modelos de máquinas cicladoras de DPA registradas, que fueron evaluadas y aceptadas por la Secretaría de Salud a través del Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud. La única empresa que tiene máquina cicladora por medio de bomba hidráulica es Baxter México, que fue la otra licitante en este concurso.

La máquina cicladora, sistema hidroneumático o bomba hidráulica, es la que más reportes de eventos adversos registra en la Food and Drug Administration. Laboratorios PiSA tiene máquina cicladora por sistema de gravedad, pero su propuesta fue desechada debido a que (...) la máquina para diálisis automatizada debe ser con uso de bomba hidroneumática y la ofertada es por gravedad . La oferta ganadora, de Baxter, fue por 41 millones de pesos. Pero el fallo fue emitido sin la firma de los representantes del OIC y de la jefatura de servicios jurídicos de la delegación del IMSS en Puebla.

En esta historia tiene un papel protagónico Enrique Doger Guerrero, por el rumbo que tomó la asignación de este contrato, sin duda, pero también por la politización del caso. Observan voceros de las empresas involucradas que emerge la irrevocable vocación política del exrector de la BUAP y exdiputado federal. Doger utiliza su cargo como trampolín electoral , coinciden en señalar contratistas, jubilados y pensionados adscritos a la delegación del IMSS en Puebla quienes además recuerdan que sus antecesores Francisco Fraile García y Rodolfo Reyes Coria han afrontado situaciones escandalosas, por presuntos malos manejos.

El crecimiento explosivo de la firma tapatía; sin embargo, genera porfías y suspicacias. Y sus operaciones están bajo la lupa.

EFECTOS SECUNDARIOS

PISTAS. Todos los caminos de Chiapas conducen a Javier Duarte, quien se movió con plena libertad durante seis meses en la entidad gobernada por Manuel Velasco. De acuerdo con Omar García Harfuch, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, el exgobernador de Veracruz tenía a su disposición dos inmuebles en las cercanías de Antigua y de una de ellas salió para trasladarse al hotel de la riviera del lago Atitlán. Otras fuentes ligadas a la Interpol refieren que el político priista pasó por El Salvador. Durante las investigaciones, las autoridades judiciales detectaron las aeronaves que lo trasladaron durante su huida, particularmente, los traslados de Toluca a Tuxtla Gutiérrez de aviones de Redwings.

[email protected]