La decisión de Elba Esther Gordillo, hace 10 meses, fue que el Panal participara solo en la elección presidencial del 2012. Le hizo cambiar de opinión el muy ventajoso ofrecimiento de Enrique Peña Nieto, el candidato del PRI. En ese partido todos saben que la negociación estuvo en manos del equipo de Peña Nieto y no de Humberto Moreira, en ese entonces, Presidente del partido.

El candidato priísta no pudo sostener su ofrecimiento. El descontento al interior del PRI, sobre todo en los estados de Sinaloa, Chiapas y Quintana Roo, lo obligó a dar marcha atrás. La unidad hoy en el partido se privilegia sobre cualquier cosa y a cualquier precio. La división, en su análisis, fue lo que los hizo perder en el 2006.

La Maestra rechazó, en una posición de fuerza y no de debilidad, la nueva propuesta que le hizo el equipo de Peña Nieto, que pensó: Ésta se conformaría con el ofrecimiento . La Maestra vuelve a su idea original. Ahora, sin alianza, se podrá ver cuál es la verdadera fuerza del partido en este momento.

El Panal en la elección presidencial del 2006 obtuvo 4.05% del total de los votos y en el 2009, que se votó la nueva Cámara de Diputados, 3.5 por ciento. En ningún momento ha tenido problemas para mantener el registro que exige 2.0% de los votos. El partido tiene todavía un mes para registrar a sus candidatos a la Presidencia y al Congreso.

En la ruptura del acuerdo tanto el PRI como el Panal han sido cuidadosos en sus declaraciones. Uno y otro no quieren iniciar una confrontación que a nadie beneficia. El PRI sabe que la mayoría del SNTE sigue siendo fiel a La Maestra y que si la atacan puede haber reacción de éstos.

El presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, ha dicho: No es una ruptura, es una separación amistosa (...) por equilibrios internos de nuestro partido y por así convenir a nuestros intereses , y La Maestra y los dirigentes del Panal han declarado que la nueva situación les permite mantener su independencia y autonomía.

El quiebre de la alianza PRI-Panal cambia el escenario electoral. No es claro que esta decisión, que sin duda evita rupturas en el PRI, pueda darle más votos a ese partido como afirma el senador por Sinaloa, Francisco Labastida, adversario declarado de La Maestra Gordillo.

Una vez que cada quien va por su cuenta habrá que ver lo que dicen las encuestas, pero, de entrada, se puede pensar que el Panal podría obtener entre 4.0 y 5.0% de los votos en el próximo julio. ¿Los pierde el PRI? ¿Sólo los gana el Panal? ¿Se los quita el PAN y al PRD?

La contienda presidencial será ahora entre cuatro candidatos. Quien sea el candidato o candidata del Panal va influir decididamente en el número de votos que pueda obtener. Hay candidatos que le pueden dar ésos y más puntos. Todo depende de quién sea. Ése es ahora el gran dilema del partido de La Maestra Gordillo.

Twitter: @RubenAguilar