Con el segundo uniforme del Tri negro y verde fosforescente , el gafete de capitán y el número 10 en los dorsales, Cuauhtémoc Blanco volvió a saltar al terreno de juego. El alcalde ciudadano de Cuernavaca aunque llegó al cargo cobijado por el PSD morelense ya no juega solo en el enfrentamiento con el gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu.

En los primeros escarceos, el Temo buscó el aplauso fácil, sin mostrar mucho respeto por sus rivales perredistas, a quienes responsabilizó por el desfalco en las arcas municipales, calculado en 500 millones de pesos. Ah cabrón, hasta yo me espanto , declaró en su momento. La disputa por el control de la policía muy pronto perfiló la dimensión real del conflicto.

El Mando Único decretó Blanco no aplicará en Cuernavaca. El gobernador Ramírez Garrido Abreu echó toda la carne al asador y no dudó en acusar al equipo del Cuau de ignorar el fair play, además de señalar sus vínculos con los Rojos conocida franquicia del crimen organizado en la entidad morelense , y la injerencia de Federico Figueroa, hermano del cantautor Joan Sebastian. Para sacar tarjetas amarillas y rojas el caso fue turnado a un cuerpo arbitral conformado por la SEIDO, Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad.

El equipo del alcalde de la capital morelense mostró rápidamente no estar listo para jugar en el máximo circuito. El mismo Temo arrancó soso y con sus pifias en vez de referirse al PSD local aludió al PRD y otra ocasión invocó a Benito Juárez generó críticas e invectivas.

Apenas dos semanas después del arranque del trienio, sus compañeros ya acusaban un notorio desgaste. El secretario del ayuntamiento y líder del PSD morelense, Roberto Yáñez, y su hermano Julio, quien actualmente es diputado local, se cuentan entre los más cuestionados.

Otra posición destacada en el esquema ofensivo del Cuau es ocupada por su eterno representante y coordinador de asesores José Manuel Sanz, quien se apresta a encabezar la Secretaría de Enlace Deportivo con decisión en materia de seguridad y administración, además de representar al futbolista en sus ausencias. ¿Acaso un cambio hombre por hombre , para situaciones especiales?

Tras los primeros escarceos, el héroe de Tepito comenzó a remontar. Su primer tanto lo anotó cuando logró que el cuerpo edilicio ratificara al secretario general, tesorero y contralor del ayuntamiento. La imagen de derrota volvió a ceñirse sobre él, tras de que estampara su firma en el convenio de colaboración que también rubricó el comisionado estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella, con el que queda instaurado el Mando Único policiaco en la capital morelense. Le he pedido al comisionado Capella cero tolerancia a la corrupción y privilegiar el cuidado de los ciudadanos , argumentó el exfutbolista.

Pero el Temo no dejó que su abrazado de Capella se fijara en la memoria de los cuernavaquenses. La noche del mismo viernes 5, en las redes sociales comenzó a circular la convocatoria a la cascarita con los alcaldes peñistas.

Una cascarita de la que los ediles perredistas quedaron excluidos, de la que tuvo conocimiento el gobernador perredista través de las crónicas de los diarios, y cuyos auspicios despertaron suspicacias y sospechas. Y es que la iniciativa según la versión oficial fue del priista Francisco León y Vélez, alcalde de Miacatlán, quien simultáneamente dirige el Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal una ONG de alcaldes opositores a Graco.

Como futbolista, el Temo supo hacer equipo, a lo largo de dos décadas. Además de un palmarés en el que sumó más de 200 goles, ser capitán de la Selección Nacional, campeón de Liga con Las Águilas y de Copa con el Puebla. Antier, el alcalde de Cuernavaca volvió a lucir el gafete de capitán. Y guió al equipo verde a la victoria (4-3) frente a un combinado de funcionarios municipales que en cualquier otra circunstancia hubieran bailado a sus jefes. La selección de ediles contaba entre sus filas al primer edil de Xochitepec, Beto Sánchez Ortega, quien jugó en muletas (un accidente juvenil lo dejó sin una pierna)

Una alineación que, a pocos minutos de iniciado el encuentro, ya ha tenido que emplearse a fondo para sortear obstáculos y defender la portería que, en un par de ocasiones ha recibido autogoles. El alcalde pevemista de Zacatepec, Francisco Salinas, fungió como anfitrión de esta peculiar cumbre de alcaldes y facilitó el Estadio Coruco Díaz, que abrió sus puertas al público sin cobrar por el acceso.

Antier, luego de 40 días al frente del ayuntamiento de Cuernavaca, el Temo fue arropado por los alcaldes anti-Graco y casi en automático, se convirtió en la estrella del equipo PRI-PVEM. En la víspera, se entrevistó con monseñor Ramón Castro Castro. Y antes, acudió en calidad de invitado especial al recinto legislativo para atestiguar el arranque del periodo ordinario en el Congreso morelense.

EFECTOS SECUNDARIOS

PENDIENTES. Elba Esther Gordillo cumplió 71 años y celebró en el área del hospital María José, de la colonia Roma, que ocupa desde hace dos semanas. Su abogado, Marco del Toro, volvió a fallar en el cálculo sobre la resolución de sus demandas, para que por razones de edad y de condición de salud, le concedan el arraigo domiciliario. El regalo de cumpleaños prometido no pudo concretarse pues la audiencia constitucional, programada para el pasado viernes 5, tuvo que ser pospuesta a petición del Ministerio Público. A más tardar el próximo jueves 11 deberá resolverse sobre este escabroso asunto.

[email protected]