Nada parecía interponerse en el plan del diputado Canek Vázquez Góngora para convertirse en Gobernador de Hidalgo. Hasta el año pasado sus apuestas habían resultado impecables: después de ser secretario particular del senador Manlio Fabio Beltrones en el primer trienio de la LXI Legislatura federal, alcanzó una curul y la dirigencia nacional del Frente Juvenil Revolucionario (FJR).

A dos sexenios de incursionar en la política, su carrera lucía imparable. El año pasado, después de casarse, había planteado a sus más cercanos que se concentraría en afianzar su base de simpatizantes en la entidad. Y la mejor plataforma de construir su proyecto sería la senaduría, por mayoría o por representación proporcional.

Claro que el líder del FJR tenía el respaldo de Beltrones -su padrino político- y gozaba de la simpatía de Roberto Madrazo y Beatriz Paredes. Lo que faltó fue la venia de Miguel Osorio Chong -exgobernador de Hidalgo- y Enrique Peña Nieto, los dos grandes electores en la definición de las listas de plurinominales del PRI al Congreso.

El nombre de Canek estaba en la parte media de una lista de personajes propuestos por el exgobernador de Sonora, inicialmente, como candidatos al Senado por el principio de mayoría relativa. También estaban Marco Antonio Bernal, presidente de la Fundación Colosio, y María Elvia Amaya de Hank, esposa del exalcalde de Tijuana.

En ese primer forcejeo entre facciones priístas, ninguno de los beltronistas resultó nominado. Así que para la sesión de la Comisión Política Permanente del PRI se esperaba una especie de reivindicación. Y sí: Beltrones mismo y una decena de senadores -entre ellos, Jesús Murillo Karam, Alejandro Moreno, Francisco Arroyo y Carlos Aceves del Olmo- serán diputados por la vía plurinominal. Los beltronistas, a San Lázaro. Salvo en la tres y en la cinco, en el resto de las circunscripciones, las primeras posiciones en la lista de prospectos están ocupadas mayoritariamente por cercanos al exgobernador de Sonora.

La cúpula priísta, en el autopremio Y es que los líderes de todos los sectores partidistas estarán en la próxima legislatura: Emilio Gamboa Patrón, secretario general de la CNOP, y el mandamás de la CNC, Gerardo Sánchez García, irán al Senado junto con Armando Neyra, segundo de la CTM, el líder de la FSTSE, Joel Ayala, y Lourdes Quiñones, dirigente de la organización femenil.

A la marginación, Canek Vázquez reaccionó con denuedo y con cinco consejeros leales votó en contra de la lista. Para conjurar sobresaltos y -sobre todo- evitar presencias incómodas, la Comisión Política Permanente del PRI se había trasladado a un balneario, en una exhacienda de Mineral de la Reforma, a las afueras de Pachuca, Hidalgo.

La aprobación de las listas de candidatos a senadores por el principio de representación proporcional y de diputados federales por las cinco circunscripciones -que consideran 200 nominaciones- les tomó poco menos de cuatro horas. Pero no fue una sesión de trámite o exenta de debate.

Además del voto en contra de los líderes del FJR, quedó constancia pública de la inconformidad del senador Cleominio Zoreda, enviado al lugar 16 de la lista de la tercera circunscripción, que cubre la región sureste del país, quien reclamó una mejor posición pero tuvo que sacrificar sus anhelos por cuestiones de equidad de género.

El PRI cosechó críticas por la postulación de personajes ligados a medios electrónicos (Jorge Mendoza Garza y Tristán Canales Najjar, de Grupo Salinas; el radiodifusor chiapaneco Simón Valanci Buzali; Alejandro Murat, exdirector de Radio y TV Mexiquense; Areli Gómez González, exfiscal especial para la atención de delitos electorales y hermana del mandamás de Noticieros Televisa) cuando las imprecaciones -en todo caso- deberían dirigirse a los personajes.

Su experiencia en el ramo de las telecomunicaciones sirve de muy poco para atraer simpatizantes, pero es de enorme valía al conseguir financiamiento o espacios para la difusión. Su posibilidad de acceder a los órganos legislativos depende de los votos que cosechen Peña Nieto y los operadores priístas, ahora a su servicio.

Los pasos, las apuestas del PRI para el 2012 se evidencian con la integración como candidatos de personalidades como el almirante Raúl Santos Galván, subsecretario de la Defensa Nacional; Miriam Cárdenas, procuradora de Coahuila; Nuvia Mayorga, exsecretaria de Finanzas del gobierno de Hidalgo; Lizbeth Loy Gamboa Song, expresidenta del Instituto de las Mujeres de Quintana Roo; Soraya Córdova, hermana del líder de Antorcha Campesina; y Hanna de la Madrid, hermana de Yessica, con quien Peña Nieto tuvo un hijo que falleció.

Las ausencias, más que las presencias, llaman la atención. Los mexiquenses se cuentan entre los principales damnificados. Ni Alfredo del Mazo ni Emilio Chuayffet, ni César Camacho ni Francisco Rojas... ¿Acaso Peña Nieto no necesita del Grupo Atlacomulco para ganar?

EFECTOS SECUNDARIOS

OFERTA. Apenas antier, Elba Esther Gordillo fue emplazada a valorar seriamente , la posibilidad de que una de sus hijas sea postulada por el PRI al Senado. El mensaje de vuelta: ¡Seamos serios!