Si ya habíamos visto a un socarrón capo del narcotráfico, reír y mover la cabeza, cuando Facundo Rosas Rosas, narró en agosto del 2010 en conferencia, cómo fue detenido el mítico supuesto sicario despiadado: Édgar Valdés Villarreal La Barbie’’ en el Centro de Mando de la Policía Federal (PF) de Iztapalapa, tras una ardua labor inteligencia’’ y nos preguntamos ¿Por qué ríe?

Lo que se acabo 72 horas después, un filtrador’’ entregó a algunos medios, la parte policial donde se detalló que había sido detenido por una infracción de tránsito, pese a que portaba armas de grueso calibre y se identificó como La Barbie’’, pero tal vez los inocentes o verdaderos elementos de la PF, les valió la protección que pagaba y entregaron.

El descrédito al que ya está acostumbrada la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), con su flamante secretario Genaro García Luna, fue tal, pero como siempre la libro.

Empero, Miguel Israel Aquino Gutiérrez, un ínclito amigo y Jefe de la Sección de Seguridad y Justicia de TV-AZTECA, le provocó esto escribir el libro: ¿De qué se ríe la Barbie’’, de editorial Planeta.

La captura y presentación de Ramiro Pozos González El Molca’’, en el mismo lugar a un poco más de dos años del otro show, sorprendió a más de 100. Porque para los reporteros que cubren la fuente de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) y otras, jamás habían escuchado el nombre, ni al hombre.

Las autoridades de prevención del delito, procuración e impartición de justicia, critican a los medios de comunicación de que hacemos apología del delito y otros mojigatos, descalifican corridos y narcocorridos, pero lo que hizo Ramón Pequeño García, jefe de la División Antidrogas, de verdad no tuvo empacho.

La La Barbie´´, fue una buena producción, clásica de Producciones Luna-Parra’’, la de El Molca’’, en verdad, es todo un guión, hasta para un pasante de la carrera cinematográfica, porque el pequeño funcionario de la Policía Federal, no dejó nada para el colectivo imaginario.

Los reporteros, incluyendo a los viejos -como su servidor- que presumen identificar a barones de la droga históricos de México, el nombre de Ramiro Pozos González, no significaba nada, hasta que Pequeño García, se aventó toda una apología de la carrera profesional y delincuencial del ahora famoso.

Resulta, que cuando el Jefe de la División Antidrogas, daba a conocer la currícula criminal de El Molca’’, éste bajaba del vehículo blindado conocido como Rino’’. Apenas puso pie, sonrío y camino flanqueado por dos de esos policías inteligentes’’, encapuchados para ser puesto frente a fotógrafos y camarógrafos, quienes se dieron vuelo.

El mítico El Molca’’, entre dientes, mascullaba, reía de oreja a oreja y levantó sus manos con todo y esposas, para con pulgares dibujar la señal de victoria, quien atento, escuchó la voz del pequeño funcionario, que relataba sus inicios como criminal desde 1990.

Pero lo más rico y sabroso, fue cuando Pequeño García, soltó nombres con los cuales El Molca’’ tuvo tratos, incluso, algunos de ellos, que lo mandaron matar y otros, salvaron su vida y pudo continuar su labor gansteril, hasta el 11 de septiembre del 2012 cuando fue capturado por los científicos policías federales.

Sí hay algún nombre que no les brinque, por favor cooperan con su servidor, dado que surgió en la perorata de Pequeño García, que tuvo vínculos, incluso con Gastón Ayala Beltrán y Martín Antonio Beltrán López, gatilleros de los capos del cártel de Tijuana, que participaron en la balacera donde perdió la vida el cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo.

Ahora va lo bueno. Vean los tamaños con quienes se junto desde que estuvo en el cártel de El Milenio: Óscar Orlando Nava Valencia El Lobo’’, su compadre, quien reveló el capo del la PF, le regalo la AK-47 que fue presentada, bañada en oro de 24 kilates y Juan Carlos Nava Valencia El Tigre’’, ambos capturados.

El extraditado a Estados Unidos, Osiel Cárdenas Guillén El Mata Amigos’’, excapo del cártel de Golfo, Juan José Esparragoza Moreno El Azul’’, que intercedió para no ser ejecutado, Arturo Beltrán Leyva El Barbas’’ (muerto), Ignacio Nacho’’ Coronel (Muerto) que lo mando matar, los michoacanos: Nazario Moreno González El Chayo’’ –supuestamente muerto, no hay cadáver-, José de Jesús Méndez Vargas El Chango’’ (detenido).

Con esos palmares, solo falto que dijera el funcionario de la PF, que conoció al extinto Amado Carrillo Fuentes El Señor de los Cielos’’ y a todos los demás.

Con todo eso, era un simple capillo. Ahora magnificado por ellos, como si fuera El Chingón de Durango’’.

¡Va! Eso tendrá la SSPF que motivar, fundamentar y sustentar, para que el Poder Judicial de la

Federación les crea y condene.

COMMODATO

Nos escribimos.