Abrumador, el arranque de los trabajos de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

El presidente electo, Enrique Peña Nieto, impulsa una triada de reformas - para un ejercicio democrático de gobierno , les llaman en su entorno- que tratan de darle legitimidad y distender el ambiente político, al menos con los sectores más proclives a la institucionalidad y los acuerdos. Y el Ejecutivo en funciones, Felipe Calderón, enfila al último trimestre de su sexenio con la firme intención de concretar la reforma laboral y recuperar la bandera de la transparencia y la rendición de cuentas que el PRI trata de arrebatar al PAN. Las iniciativas llegan esta misma semana al Senado y a la Cámara de Diputados.

¿El programa de gobierno del Ejecutivo en funciones o del candidato triunfador de los comicios presidenciales? Calderón Hinojosa lleva ventaja, pues apeló a la facultad de preferencia que le concede la última reforma política, que apenas hace seis semanas entró en vigor. Antes, tendrán que desahogarse un cúmulo de dictámenes que la anterior Legislatura dejó en curso.

El GPPRI contribuirá a la aplicación del programa de gobierno del candidato triunfante, así como el cumplimiento de los compromisos nacionales de la reciente campaña electoral. En San Lázaro, hay tres iniciativas pendientes, de importancia capital. En primera instancia está la ley reglamentaria del nuevo postulado constitucional en materia de amparo, recién reformado. Este nuevo marco jurídico tutela los derechos contenidos en los tratados internacionales ratificados por el Estado mexicano en materia de derechos humanos. Y además, reconoce el interés individual o colectivo en la materia.

También están en ciernes las leyes reglamentarias de la reforma política recién promulgada, con lo que se construiría el marco normativo para las candidaturas independientes, la facultad ciudadana para iniciar leyes y el establecimiento de requisitos para la consulta popular; por otra parte, será necesario reformar las leyes secundarias y reglamentos de las cámaras, que incorporen la iniciativa preferente y los nuevos mecanismos para la sustitución del Presidente de la República para el caso de ausencia total, así como la toma de protesta de un Primer Mandatario entrante, que podrá ser ante el pleno del Congreso, de las mesas directivas o del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En segundo plano están las reformas a los artículos 25 y 26, con las que la competitividad se constituiría -por definición constitucional- en el eje de otras reformas que en el futuro se conciban para generar un mayor crecimiento económico, promover mayores inversiones y generar los empleos de calidad que nuestro país requiere.

Y también, las reformas y adiciones a la Ley Federal de Competencia Económica, que fortalecerán las facultades de los comisionados del órgano regulador correspondiente para evitar las prácticas monopólicas, alentar la competencia en beneficio de los consumidores y el crecimiento sostenido de la economía nacional.

La agenda peñista procura, en primera instancia, la creación de la comisión nacional anticorrupción; la ampliación de las facultades del IFAI, para asegurar la transparencia en todos los órdenes de gobierno y Poderes de la Unión, y la instauración de un organismo autónomo y ciudadano que las supervise que regule -o supervise, si no prospera la propuesta como fue ideada- las relaciones publicitarias entre las instancias gubernamentales en todos sus niveles y los medios masivos de comunicación.

Pero la agenda priísta va más allá. Además del paquete económico del 2013, impulsará una nueva ley para construir el sistema de seguridad social universal y una reforma hacendaria que cierre privilegios, despetrolice (sic) las finanzas públicas e incremente la recaudación .

EFECTOS SECUNDARIOS

DISTENSIÓN. En su mensaje a la nación por el VI Informe de Gobierno, el presidente Felipe Calderón llamó a apoyar por encima de cualquier diferencia a Enrique Peña Nieto. No es sólo un dicho. Giró instrucciones a la Secretaría de Gobernación para intensificar negociaciones con grupos que han tomado las calles. En Cherán y Los Chimalapas, hay avances. Y este mediodía, al Palacio de Covián llegará una comisión de extrabajadores de Luz y Fuerza para abrir un canal de interlocución, ahora que el Gobierno del DF decidió cortar el diálogo con Martín Esparza.

Antes de los festejos patrios, la Plaza de Constitución será sede de la asamblea informativa de Andrés Manuel López Obrador, donde decidirán la ruta del movimiento opositor a Peña Nieto. Roto el diálogo entre el SME y el GDF, toca a la Segob distender cualquier desazón o megaplantón en ciernes.

¿EFICACIA POR DECRETO? Ante los graves problemas de inseguridad del país y que se expresan en el crecimiento de los homicidios dolosos (en el 2011 llegaron a 27 por cada 100,000 habitantes, según el INEGI), los grupos parlamentarios del PRI en el Congreso buscarán para hacer al gobierno federal más eficaz en el combate a la delincuencia organizada, reducir el crimen y la violencia en México, y recuperar la paz y la seguridad de los ciudadanos . Esto, para respaldar la estrategia peñista que busca disminuir al menos en 50% la tasa de homicidios y de secuestros en el país.

¡Órale!