OSO. Lo que hace la mano, hace la tras , parece decir René Bejarano, quien informó que no aplicarán la vía de la fuerza para impedir la toma de posesión de EPN, pero consideran seguir el ejemplo del Movimiento #YoSoy132 de crear un cerco de lectura y negó tener algo que ver en los boicoteos contra Soriana.

INTRÉPIDO. Con el alma en vilo parece estar el expresidente Ernesto Zedillo, pues el gobierno de Estados Unidos no se ha pronunciado aún por la inmunidad para el mexicano por la acusación que enfrenta en una Corte del estado de Connecticut por el caso Acteal. Si bien el Departamento de Estado tiene hasta el 7 de septiembre para manifestarse y hasta el gobierno mexicano pidió clemencia, ahora todos esperan esa declaración, incluso los 10 demandantes, que podrían recibir una compensación de 50,000 dólares cada uno.

HOMBRE FUERTE. No come lumbre. Andrés Manuel López Obrador advirtió que su movimiento no se va a suicidar políticamente aunque se enojen sus opositores, eso sí, insistió en que no aceptarán argumentos legaloides del tribunal electoral. A sus simpatizantes reunidos ayer en el Zócalo les pidió estar atentos y tener confianza, porque él no va a traicionar al pueblo y buscará restablecer la democracia en el país. Tenemos que lograr el renacimiento moral del país , aseveró. ¿Y de paso se alista para el 2018?

BURLÓN. No se la dejarán fácil. El PRI capitalino advirtió que no será una oposición complaciente con el GDF, por el contrario, vigilará su desempeño para evitar malos manejos en los programas sociales y en los recursos públicos. El vocero de esa fuerza política, Alejandro Zapata, indicó que la bancada priísta en la Asamblea Legislativa será un equilibrio en la toma de decisiones y que la prioridad del tricolor será la promoción de la reforma política capitalina con el Congreso, con el fin de generar un proceso de democratización. Sobre aviso no hay engaño.

PÚBLICO. Están de moda. El cardenal Norberto Rivera dijo que la crisis de fe es un problema más de nuestro país y pidió a los sacerdotes que hagan lo que sea para que los parroquianos regresen a los templos. Indicó que la Iglesia tiene sus propios ninis, católicos que ni van a la Iglesia, ni conocen su doctrina . Y para empezar a acercarse a los fieles, el Cardenal oró por los futbolistas mexicanos que ganaron el oro en los juegos olímpicos y ya anunció que el domingo próximo irán a misa a la Basílica de Guadalupe.

fuentes@eleconomista.com.mx