PELOTA. El panismo en el DF no quiere perder sus bastiones y echa mano de cualquier estrategia. En Miguel Hidalgo, Miguel Errasti, les prometió a los vecinos que tendrán recursos por 5 millones de pesos para que decidan en qué los van a usar: parques, banquetas, cambio de luminarias... A ver luego de dónde saca la lana.

ENANOS. No se les hizo. En el Congreso, perredistas pedían llamar a cuentas al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, pero no por la contestación al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, sobre las cifras de corrupción, sino para hablar de la sequía. Priístas y panistas sospechosamente secundaron la idea, pero para que además explicara si hay algo oscuro en el financiamiento privado de AMLO. Al final, todos se echaron para atrás y no aprobaron la comparecencia. Cada quien con su golpe...

INTERMEDIO. Sana, sana, ojito de primera dama... Resulta que el presidente Felipe Calderón retrasó su agenda pública ayer porque su esposa Margarita Zavala fue intervenida quirúrgicamente a causa de un desgarre en la retina. Zavala ingresó al Hospital Central Militar, donde la intervinieron del ojo derecho. La Presidencia informó que la operación fue exitosa y que la licenciada Zavala guardará algunos días de reposo con el fin de que su recuperación sea satisfactoria y sin riesgos de recaídas . Pues, que se deje apapachar.

FIERA. Pero qué mal te juzgué. Las elecciones del próximo 1 de julio no deben ser un cheque en blanco , dijo Manuel Clouthier, que aseguró que la persona que gane el proceso electoral debe asumir sus compromisos con responsabilidad. Clouthier dijo que no es tiempo de volver al pasado, con prácticas que a todas luces deben quedar superadas, queremos un nuevo México . Para rematar, descartó la posibilidad de sumarse a la campaña del candidato priísta Enrique Peña Nieto. ¿Lo están oyendo?

MALETA. Sin rumbo. Las campañas electorales ya están en la recta final y la agenda de la panista Josefina Vázquez Mota sigue dando tumbos. El colmo es que ni su equipo cercano tiene la certeza de los sitios donde estará su aspirante y los jefes no parecen preocuparse por esa situación. La cosa está tan extraña que hasta los Pinabuses han abandonado a algunos colaboradores que no se enteran de los traslados de un estado a otro. No se asombre si le piden aventón en la autopista.

[email protected]