LUPA. La candidata del PAN al GDF, Isabel Miranda de Wallace, acudió a la Fepade para denunciar a Andrés Manuel López Obrador y Miguel Ángel Mancera por tráfico de influencias tras el supuesto pase de charola. Wallace dijo que es necesario que los convocados expliquen quién los citó y a cambio de qué entregarían el dinero.

ELEFANTE. Que siempre no. Josefina Vázquez Mota aclaró que no se ha reunido con los padres de los 49 niños que fallecieron en la guardería ABC, pero tiene voluntad de hacerlo; por eso, la blanquiazul le pidió a Gabriela Cadena, madre de un joven asesinado en Morelos, que interceda por ella, porque así será el mensaje más preciso . Y aunque no quiere manchas en su campaña, la persigue la sombra de Molinar, porque no han dejado de preguntarle si el exsecretario de Comunicaciones la acompañará al diálogo que pretende entablar.

GLOBOS. El movimiento Occupy Chicago apoyará a #YoSoy132 porque, dicen, están convencidos de que tienen raíces en la inconformidad generacional. Andy Thayer, vocero de Occupy, mencionó que el descontento nace a partir del TLC porque no funcionó para México y sólo benefició al comercio clandestino de drogas . Este grupo regresó ayer a las calles de Estados Unidos después de las manifestaciones anti-OTAN, en respuesta a la represión de activistas que dejó 117 detenidos con violencia. También en Chicago hace aire.

PAYASOS. A cada capillita le llega su fiestecita y al candidato del PAN a jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Miguel Ángel Errasti, ya le tocó bailar con la más fea, porque fue denunciado penalmente por el delito de peculado, acusado de usar discrecionalmente tres programas sociales cuando fue Director de Desarrollo Social en esa demarcación. Los acusadores afirman que repartió 700 becas y 2,000 pares de tenis antes de que se publicaran las convocatorias para determinar a los beneficiarios. Íralo, qué adelantado.

REDOBLE. Ante la protesta que se organiza en redes sociales para gritar contra Enrique Peña Nieto durante el partido de futbol del Tricolor contra Guyana, el candidato dijo que son bienvenidas todas las expresiones, aunque pidió a los aficionados que en esta convocatoria no deje de haber manifestaciones de apoyo a nuestra Selección . Total, si le gritan o no, le queda el recurso de irse a su casita en Miami, aunque eso sí, ya le echó la bolita a La Gaviota, porque dijo que el lugar es propiedad de su esposa.

[email protected]