ESTRELLITAS. Llueva, nieve o relampaguee, parece decir Josefina Vázquez Mota, que fue sorprendida por un chubasco en Campeche. A pesar de la lluvia, la panista encabezó un mitin que duró más de 20 minutos y alrededor de 2,000 personas se quedaron en sus lugares. Puede presumir que nadie la detiene, ni la lluvia .

TRAPECISTA. Y sigue la mata dando. Gabriel Quadri, candidato del Partido Nueva Alianza, se dijo víctima de una táctica fascista en la Universidad Autónoma de Querétaro, en donde protestas de estudiantes le impidieron mantener un diálogo. Habló en plural y dijo que todos vieron cómo un grupo de provocadores quiso reventar la reunión con los estudiantes. Es una táctica fascista. Así hacían los fascistas en Alemania, en Italia y España para reventar el diálogo , sentenció el candidato ciudadano. Recuerda, el que se ríe, se lleva.

PAYASOS. Mejor tome aire. El candidato a jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Xavier González Zirión, no termina de pasar vergüenzas por usar un elefante en su arranque de campaña. Beatriz Paredes dijo que tomará cartas en el asunto. Atenderé los planteamientos del Verde Ecologista; estaré atenta de si nos hace esa promoción formal. Es muy importante que todos los candidatos seamos congruentes también con una plataforma medio ambientalista y de respeto a todos los postulados ecologistas , dijo.

JAULA. Ayer varios tuiteros criticaron la participación de la estudiante de la Ibero, Angélica López, en el programa Nocturninos. Dijo que la protesta contra el candidato priísta fue iniciada por una persona que no estudia en esa institución. La guerra de mensajes no se hizo esperar y hasta apareció el grupo de hackers Anonymous, que tiró la página de Internet de Jorge Yazberth, presidente del Organismo Nacional de Jóvenes Priístas, claro, porque amenazó a otra estudiante, Paloma Arrazola, a quien culpa de haber organizado la protesta. ¡Pura intolerancia!

GUILLOTINA. Pinta su raya. El aspirante del Revolucionario Institucional a la alcaldía de Apodaca, Nuevo León, Raymundo Flores Elizondo, dijo que promoverá el cambio de nombre del reclusorio para evitar que su mala fama manche el nombre de los habitantes en el país y en todo el mundo. Indicó que a través del Congreso del estado hará las gestiones necesarias para que no se relacione a los apodaquenses con el asesinato de 44 reos y la fuga de 37 más. Y ésas son sólo las últimas cifras.

[email protected]